Pence dice que EE.UU. tomará más medidas tras "farsa" electoral en Venezuela

El vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, adelantó hoy que el Gobierno de Donald Trump tomará más medidas tras las elecciones presidenciales celebradas este domingo en Venezuela, a las que calificó de "farsa".

"La elección de Venezuela fue una farsa. Estados Unidos está en CONTRA de la dictadura y CON el pueblo de Venezuela pidiendo elecciones libres y justas. (El presidente) @POTUS ha tomado medidas enérgicas contra Venezuela y hay más por venir", apuntó Pence desde su cuenta de la red social Twitter.

"EE.UU. no se quedarán de brazos cruzados mientras Venezuela se derrumba", agregó.

En un comunicado paralelo, Pence insistió en que el resultado electoral, del que salió ganador el actual presidente Nicolás Maduro, es "ilegítimo" y "un golpe más a la orgullosa tradición democrática de Venezuela".

"Todos los días, miles de venezolanos huyen de la opresión brutal y la pobreza extrema. (...) El régimen de Maduro debe permitir la ayuda humanitaria en Venezuela y debe permitir que su gente sea escuchada", reiteró el vicepresidente estadounidense.

Por su parte, el secretario de Estado, Mike Pompeo, subrayó las palabras de Pence, y confirmó que EE.UU. "tomará medidas económicas y diplomáticas rápidas para apoyar la restauración" de la democracia en Venezuela.

"Estados Unidos condena las elecciones fraudulentas que tuvieron lugar en Venezuela el 20 de mayo. (...) Hasta que el régimen de Maduro restablezca un camino democrático en Venezuela a través de elecciones libres, justas y transparentes, el gobierno enfrenta el aislamiento de la comunidad internacional", agregó Pompeo.

Además, el jefe de la diplomacia estadounidense consideró que el proceso electoral de este domingo fue "coreografiado por un régimen demasiado impopular y temeroso de su propia gente para arriesgarse a unas elecciones libres y a una competencia abierta".

Pompeo acusó a Maduro de manipular los tribunales venezolanos y el Consejo Nacional Electoral (CNE) con miembros sesgados alineados con su gobierno, además de silenciar a las voces disidentes.

"Prohibió la participación de los principales partidos y líderes de la oposición. A partir del 14 de mayo, más de 338 presos políticos permanecieron encarcelados, más que en todos los demás países del hemisferio combinados", alertó.

Asimismo, recordó que "el régimen ha sofocado a la prensa libre" y dijo que "lo más despreciable de todo" es que el Gobierno de Maduro utilizó la entrega de alimentos para "manipular los votos de venezolanos hambrientos".

Según el CNE, Maduro, obtuvo 6,1 millones de votos en los comicios del domingo, de los 20,5 millones de venezolanos que estaban llamados a las urnas, pero se registró un 53,98 % de abstención -a la que llamaba la oposición-, la más alta en décadas. EFE

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes