Periodistas en México amenazados por narcotráfico

Nueva York(AP). Las matanzas, amenazas y presiones a los periodistas por parte de los carteles de la droga en México constituyen una amenaza a la libertad de expresión y merecen mayor atención por parte de la prensa mundial, coincidieron expertos en una conferencia, ayer jueves.

En la conferencia titulada "Silenciados por el miedo" (Scared Silent), patrocinada por la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, periodistas, académicos, activistas y estudiantes de la comunicación social analizaron los peligros que el narcotráfico plantea para los comunicadores en México.

La corrupción, la impunidad, la falta de leyes apropiadas y la indiferencia de amplios sectores de la sociedad fueron algunos de los principales factores mencionados por los participantes.

Siete periodistas han sido asesinados en México por su cobertura desde el 2000, y 16 por razones no esclarecidas, según cifras del Comité para la Protección de Periodistas (conocido como CPJ por sus siglas en inglés).

Muchos periodistas sufren las consecuencias de quedar atrapados en el fuego cruzado entre las distintas bandas criminales o agencias policiales corruptas, dijeron los ponentes.

"Los periodistas están en una posición increíblemente vulnerable en que cierto tipo de cobertura que podría parecer rutinaria podría ser percibida como favorable para uno de los bandos y desfavorable para el otro", expresó Joel Simon, director ejecutivo del CPJ.

Otros destacaron las enormes presiones e intentos de intimidación que reciben los periodistas que cubren el negocio de las drogas.

"Si un periodista se resiste a las citaciones judiciales, es multado, arrestado, es obligado a comparecer en los tribunales. Si el periodista declara entonces su testimonio es interpretado por los narcotraficantes como cómplice de sus enemigos y se le pone un precio a su cabeza... el reportero no tiene ninguna garantía para trabajar, sólo la que se puede proveer él mismo administrando la información que obtiene y en muchos casos huyendo para evitar ser atacado", afirmó Alfredo Quijano, editor del diario Norte de Ciudad Juárez.

Algunos conferencistas señalaron que el problema es mucho más amplio: "Somos una sociedad corrupta, hay que aceptarlo para poder cambiar", dijo Gerardo Priego Tapia, diputado del Partido Acción Nacional (PAN), quien encabeza una comisión que investiga la violencia contra los periodistas.

"Las dos principales fuentes de agresión contra periodistas son la delincuencia organizada _ no sólo el narcotráfico _ y las autoridades corruptas. Pero el escenario más grave para cualquier periodista en México es la alianza entre estos dos", añadió.

La corrupción entre los mismos periodistas generó particular preocupación. Ramón Cantú, editor del diario Nuevo Mañana, de Nuevo Laredo, denunció que "desgraciadamente la corrupción está al cien por ciento en los medios de comunicación. Hay muchos medios que te convencen, te compran o te matan, porque trabajan para los carteles. Es muy difícil trabajar de esa forma, teniendo el enemigo adentro".

Algunos ponentes, como Ramón Alberto Garza, presidente de Indigomedia, propuso la internet como una manera de que los periodistas puedan burlar la censura y la concentración de medios, pero otros, como la doctora Denise Dresser, profesora del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), señalaron que ello conlleva limitaciones debido al alto costo de conexiones de banda ancha.

Una de las propuestas más mencionadas por los activistas, como el CPJ y la Sociedad Interamericana de Prensa, fue hacer que los delitos contra la libertad de expresión sean delitos federales, "de tal manera que se pueda contar con todo el peso de la rama más poderosa del gobierno, en vez de contar con un Congreso dividido o con los jueces y tribunales locales que son mucho más vulnerables", dijo Paul Steiger, presidente de la junta directiva del CPJ y editor de Propublica.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes