Periodistas se quejan por condiciones al cubrir a Bolsonaro

Los últimos acontecimientos relacionados con la ceremonia de asunción de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil (todas las horas son locales):

12:30

Los gobernadores electos de varios estados de Brasil prestaron juramento el martes por la mañana, antes de la ceremonia de asunción de Jair Bolsonaro como presidente de Brasil.

En Sao Paulo, el gobernador Joao Doria prometió “rescatar la pasión (del estado) por hacer el bien”. Doria fue anteriormente alcalde de la ciudad de Sao Paulo.

En Río de Janeiro, el gobernador Wilson Witzel reiteró su promesa de campaña de combatir la delincuencia, uno de los mayores problemas del estado. Llamó a los traficantes “narco-terroristas”, añadiendo que deben ser tratados “como terroristas”.

01:35

Varios periodistas se quejaron de las condiciones precarias para cubrir la ceremonia de asunción como presidente de Brasil de Jair Bolsonaro, quien ha sido abierto crítico de los medios de comunicación.

La organización del evento está limitando el acceso de la prensa a los edificios públicos. Además, los periodistas fueron obligados a presentarse siete horas antes de la ceremonia. De acuerdo con varios relatos en Twitter, los agentes de seguridad requisaron alimentos y otros artículos que varios periodistas llevaron para alimentarse durante la espera, como manzanas y tenedores, alegando que representaban un riesgo para la seguridad.

Bolsonaro, seguidor del presidente norteamericano Donald Trump, ha prometido recortar fondos de propaganda oficial a algunos grupos de medios.

03:00

El excapitán del ejército Jair Bolsonaro debe asumir la presidencia el martes prometiendo reparar varios aspectos de la vida en la mayor nación de Latinoamérica.

Bolsonaro llegó al poder con una agenda anti corrupción y prometiendo tolerancia cero contra la delincuencia organizada. Con experiencia parlamentaria de casi 30 años, Bolsonaro se presenta como alguien alejado de los círculos tradicionales de poder que intentará recuperar la grandeza de Brasil. Antes de asumir, anticipó que implementará una agenda conservadora en lo moral y avanzará con iniciativas como la liberación de la portación de armas.

Brasilia estará bajo un estricto programa de seguridad, con un operativo que tendrá 12.000 policías y militares. Además, el espacio aéreo estará cerrado y habrá tanques y misiles antiaéreos preparados ante una posible amenaza.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes