Persisten los disturbios en Londres; Más de 200 detenidos

LONDRES (AP). Varias calles de Londres estaban llenas de desechos y vidrios el lunes mientras la Policía continuaba su campaña de arrestos, luego que estallaron disturbios y saqueos en un barrio pobre de la capital y se extendiesen a otras partes de la ciudad, que el año próximo va a ser la sede de los Juegos Olímpicos.

La secretaria del Interior británica, Theresa May, dijo que el número de detenidos en los disturbios en Londres llegó el lunes a 215. Precisó que 27 han sido sometidos de cargos hasta ahora por su relación con los tres días de disturbios. La Policía dijo que 35 policías resultaron heridos.

Los disturbios fueron desatados por un tiroteo policial, pero algunos culparon el desempleo, las bruscas tácticas policiales y saqueos oportunistas, en los peores incidentes de violencia que ha vivido la capital británica en años.

La Policía y políticos insistieron en que los desórdenes fueron obra de una minoría criminal y no un indicio de tensiones sociales o problemas de seguridad antes de los juegos de 2012.

En el área más afectada, Tottenham, muchos residentes coincidieron en que los saqueos fueron obra de jóvenes delincuentes, ayudados por comunicaciones instantáneas en sus celulares.

"No tiene nada que ver con el hombre baleado, ¿o sí?", dijo Marcia Simmons, de 37 años, que ha vivido en este barrio diverso toda su vida. "Un montón de jóvenes oyeron que había una protesta y se sumaron. Otros la usaron para abastecerse con cosas por las que no pagaron, como zapatos, camisetas y otras cosas".

Incidentes aislados de violencia continuaron el lunes, con una escaramuza entre la Policía y grupos de jóvenes en el área de Hackney, en el este de Londres. Varios jóvenes atacaron tiendas y rompieron vidrieras. Policías antimotines fueron atacados con piedras y otros objetos.

El principal distrito comercial de Tottenham seguía acordonado y se veía humo salir de edificios quemados, dos días después de que estallase la violencia en medio de la furia por la muerte a tiros de un hombre a manos de la Policía. Mark Duggan, de 29 años y padre de cuatro, fue baleado el jueves en circunstancias disputadas en Tottenham.

Las protestas fueron pacíficas inicialmente, pero la situación se tornó difícil cuando entre 300 y 500 personas se congregaron el sábado en la noche alrededor de la estación de Policía de Tottenham.

Algunos manifestantes llenaron botellas con gasolina y las arrojaron contra filas de policías, otros confrontaron a los agentes con armas improvisadas, como bates de béisbol y barras, e intentaron irrumpir en la estación.

Grupos de jóvenes enmascarados y encapuchados saquearon negocios, atacaron a agentes e incendiaron vehículos en una ola de violencia que planteó interrogantes sobre la seguridad ante las competiciones y expuso un aumento de la animadversión contra la Policía de la ciudad.

Unos 35 policías resultaron lesionados, entre ellos tres a los que atropelló un automóvil cuando intentaban hacer arrestos en el este de Londres.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes