Perú reclama a Surinam por invitar a expresidente prófugo a foro en la ONU

La Misión Permanente de Perú ante Naciones Unidas protestó ante su par de Surinam por invitar como conferencista en un foro en la sede de la ONU al expresidente Alejandro Toledo, acusado de recibir sobornos de la constructora Odebrecht.

"La misión permanente del Perú ante las Naciones Unidas envió el martes una nota de protesta a la misión de Surinam por haber invitado a un evento al expresidente Alejandro Toledo", indica un comunicado de la Cancillería difundido el miércoles.

En el documento, el Ministerio de Relaciones Exteriores le recuerda a Surinam que el expresidente Toledo "cuenta con una orden de captura internacional y una solicitud de detención preventiva con fines de extradición, por presuntos delitos de corrupción".

Toledo fue invitado a una ponencia en la sede de la ONU en Nueva York que organizó la delegación permanente de Surinam. El expresidente peruano, que gastó algunas bromas y mostró uno de los libros que ha escrito, difundió su presentación en vivo a través de la red social Periscope.

En este foro, impulsado por la World Development Foundation, Toledo compartió escenario con el expresidente de Haití Michel Martelly, así como representantes de China y África. Firmó autógrafos y conversó con la audiencia.

La fiscalía peruana acusa a Toledo por tráfico de influencias y lavado de activos. Según ha reconocido la firma brasileña en un acuerdo con la justicia de Perú, se pagaron al entonces presidente Toledo 20 millones de dólares para ganar la concesión de la construcción de la carretera interoceánica, que une Perú con Brasil.

Sobre Toledo pesan dos órdenes para extraditarlo desde Estados Unidos: una específicamente por el caso Odebrecht y otra por el caso Ecoteva, nombre de una firma offshore que se abrió en Costa Rica para presuntamente lavar el dinero del soborno, y con el que el exgobernante compró propiedades, según la fiscalía.

El exmandatario (2001-2006) ha negado los cargos y se ha declarado perseguido político. Estados Unidos aún evalúa la solicitud de extradición, según las autoridades peruanas.

Odebrecht admitió que pagó 29 millones de dólares en Perú para ganar la licitación de obras públicas entre 2005-2014, período que comprende los gobiernos de Toledo, Alan García y Ollanta Humala

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada