Perú inicia trámites para extraditar a expresidente Toledo desde EEUU

Perú inició los trámites para pedir a Estados Unidos la extradición del expresidente Alejandro Toledo, acusado de recibir sobornos de 20 millones de dólares de la constructora Odebrecht a cambio de una obra, dijo el jueves el ministro del Interior, Carlos Basombrío.

La justicia peruana dispuso la semana pasada la detención preventiva y emitió una orden de captura internacional de Toledo, profesor visitante en la Universidad de Stanford, y quien se presume está en San Francisco, California. Ofrecen 30.000 dólares a quien ayude a capturarlo.

Pese a que Interpol lanzó una alerta roja para ubicar a Toledo en 190 países, Estados Unidos solicitó a Lima que justifique los motivos por los que debe detener al exmandatario, para que un juez local evalúe pedir su captura.

El Poder Judicial cumplió con recabar los documentos solicitados y los entregó la noche del miércoles a la Cancillería. Este jueves al mediodía, el embajador de Perú en Estados Unidos, Carlos Pareja, entregó esa solicitud ampliada al Departamento de Estado, confirmó una fuente diplomática a la AFP.

El Ministerio Público peruano informó que la solicitud de detención preventiva planteada a Estados Unidos tiene como fin pedir luego la extradición de Toledo. El ministro del Interior, Carlos Basombrío, ratificó la intención.

"Ya se ha iniciado el proceso de extradición y ya se está haciendo todo ese trabajo y siempre con la esperanza de que el pedido del presidente Pedro Pablo Kuczynski, de que sea deportado al Perú, se produzca", dijo a la prensa.

En diálogo telefónico el último domingo, el gobernante peruano solicitó a su par estadounidense, Donald Trump, que evalúe la deportación de Toledo, y se ahorren los trámites de extradición.

El exrepresentante de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, aseguró que se entregó 20 millones de dólares a Toledo a cambio de ganar la concesión de la carretera interoceánica, que une Perú con Brasil. Él niega los cargos.

Odebrecht, involucrada en una trama de corrupción que ha afectado a varios países latinoamericanos, afirmó haber pagado 29 millones de dólares en Perú a cambio de obras públicas entre 2005-2014 durante los gobiernos de Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala (2011-2016).

Hasta ahora hay tres exfuncionarios del gobierno de García en prisión por supuestamente aceptar un soborno de 7 millones de dólares a cambio de favorecer a Odebrecht con la obra de la Línea 1 del Metro de Lima.

Humala y su esposa Nadine Heredia, quienes cuentan con restricciones para salir del país, están siendo investigados por lavado de activos por financiar presuntamente su campaña electoral con dinero procedente de Venezuela y de Brasil.

Según documentos de la Policía Federal de Brasil, Odebrecht entregó 3 millones de dólares para la campaña de Humala.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada


Tu emisora... Parte de tu vida