Pesquisa de accidente en río Hudson llevará hasta un año

NUEVA YORK (AP). Las investigaciones sobre el accidente del avión de US Airways que aterrizó en el río Hudson la semana pasada podrían llevar hasta un año, pero las lecciones aprendidas tras el espectacular suceso perdurarán mucho más, dijo en la noche del lunes uno de los principales investigadores del caso.

"Creo que esto será estudiado por décadas", dijo Robert Benzon, investigador encargado del caso para la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).

Benzon dijo que el hecho de que las 155 personas a bordo hayan sobrevivido retira la culpa y los señalamientos que suelen acompañar a los accidentes aéreos, e indicó que las lecciones del descenso exitoso sobre el río Hudson podrían mejorar la seguridad de los aviones.

"Creo que en algo como esto hay potencial para que surjan muchas cosas buenas, cosas positivas a largo plazo", dijo.

El Airbus A320 que acuatizó en el río el jueves se encontraba el lunes en un terreno de desmantelamiento de Nueva Jersey, donde era vigilado por trabajadores de la compañía, investigadores federales y la policía de Nueva York.

"Me sorprendió lo intacto que estaba el avión", dijo James Marchioni, supervisor de Weeks Marine en la ciudad de Jersey. "Algunos paneles de la parte baja parecían dañados, pero fuera de eso se veía bastante bien".

Marchioni agregó que la NTSB considera que se necesitaría "una semana o dos" para desmantelar la nave de forma que las partes pudieran ser enviadas a un lugar no revelado, donde serían analizadas.

La búsqueda del motor izquierdo de la nave fue suspendida hasta el martes, debido al hielo en el río, que hace demasiado peligroso el mandar buzos o equipos de sonar.

Las cajas negras del avión capturaron los ruidos de golpes, la repentina pérdida de fuerza en los motores y la calmada llamada de auxilio del piloto, evidencia que apoya el recuento de la tripulación de haber chocado con una bandada de gansos a escasos minutos del despegue.

El piloto, Chesley "Sully" Sullenberger, elogiado por ayudar a salvar la vida de los pasajeros, ha dicho que el avión se topó con las aves y perdió la funcionalidad de las dos turbinas poco después de que investigadores escuchasen "el sonido de golpes y una rápida reducción en el ruido de los motores", dijo Kitty Higgins, de la NTSB.

Entonces Sullenberger analizó posibilidades de aterrizaje en diversas pistas en Nueva Jersey antes de decidir intentar el aterrizaje en el río, dijo Higgins.

Nueve segundos antes del amaraje forzoso, el piloto le dijo a los pasajeros que se prepararan para el impacto, dijo Higgins.

El presidente electo Barack Obama dijo el lunes que había hablado con el piloto, originario de California, y que éste le dijo: "Yo y mi tripulación sólo hacíamos nuestro trabajo".

"Y eso me hizo pensar, si todos hicieran su trabajo _cualquiera que fuese éste_ tan bien como lo hizo este piloto, estaríamos en bastante buen estado", dijo Obama.

Sullenberger, los tripulantes del avión y la familia del piloto están invitados a la ceremonia de juramentación del martes.

Los cinco integrantes de la tripulación han sido acosados para que concedan entrevistas a los medios de comunicación. Pero el lunes la aerolínea y la tripulación emitieron diferentes comunicados en los que pedían respeto a su privacidad.

Sin embargo, la tripulación dijo que "querían dar su sincero agradecimiento y aprecio por la sorprendente muestra de apoyo, reconocimiento y buenos deseos que habían recibido de la población y el resto del mundo desde lo ocurrido el jueves".

Indicaron también que están dispuestos a conceder entrevistas "cuando sea el momento adecuado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes