Petrobras fue advertida sobre corrupción

La empresa petrolera estatal de Brasil fue advertida hace cinco años sobre irregularidades por sobornos que la han sumido en uno de los peores escándalos de corrupción, de acuerdo con un artículo difundido el viernes en un periódico local.

Según el periódico Valor Económico, documentos obtenidos muestran que en 2009, la ex gerente de abastecimiento de Petrobras, Venina Velosa da Fonseca, advirtió a la directora general, María das Grazas Foster, sobre precios inflados en contratos relacionados con una refinería.

En respuesta, Petrobras emitió un comunicado según el cual en 2008 había emprendido investigaciones internas sobre esa información. Afirmó que Fonseca fue despedida en 2009 por violar los procedimientos de adquisiciones de la compañía.

Las autoridades afirman que altos funcionarios de Petrobras tenían en marcha un plan de sobornos a cambio de contratos por un valor superior a 4.000 millones de dólares; el dinero se canalizaba al Partido de los Trabajadores —el partido gobernante— y a otras fuerzas políticas para campañas.

Los ejecutivos de algunas de las principales firmas constructoras de la nación figuran entre las 35 personas acusadas el jueves por su implicación en las irregularidades, en tanto que el juez Sergio Moro dijo el viernes en un fallo que nueve de ellas deben ir a juicio.

Se desconoce si el juez aceptará los cargos presentados contra los 26 implicados restantes.

Los cargos incluyen corrupción, lavado de dinero y formar parte de una organización criminal.

Muchas de las acusaciones se centran en las declaraciones a la policía que ha hecho Alberto Youssef, un negociante de divisas en el mercado negro que tenía una condena previa y figura entre los acusados del jueves.

Youssef dijo que lavó cientos de millones de dólares dentro de este esquema de corrupción, del que se benefició el partido en el poder.

El financiero, que ha hecho confesiones a la policía a cambio de un periodo menor de reclusión, afirma que estaban enterados de las comisiones indebidas la presidenta Dilma Rousseff, que ganó la reelección recientemente, y el anterior mandatario, Luis Inácio Lula da Silva.

Este hombre no ha presentado pruebas en tanto que Rousseff y Da Silva refutan las afirmaciones.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7