Petróleo de derrame de BP sigue dañando costas de Luisiana

PORT SULPHUR, Luisiana, EU ( AP). Autoridades federales y de Luisiana discutieron acaloradamente el viernes por las labores de limpieza de las marismas contaminadas con petróleo, durante una visita a una zona que sigue dañada, ocho meses y medio después de la explosión de la plataforma Deepwater Horizon en el Golfo de México.

Funcionarios del estado y del distrito de Plaquemines llevaron a representantes de los medios de comunicación a una gira por bote en la bahía de Barataria, donde el petróleo sigue inundando las zonas pantanosas y el muro de protección ha sido rebasado por el crudo. El área que los reporteros visitaron tenía entre 9 y 30 metros (30 y 100 pies) de ancho en algunas secciones. No había trabajadores de limpieza en el lugar cuando los reporteros recorrieron la zona.

Las marismas son importantes para la costa de Luisiana porque protegen la costa de huracanes y sirven como criadero para la vida marina.

" Es el mayor encubrimiento en la historia de Estados Unidos", dijo el presidente del distrito de Plaquemines, Billy Nungesser, ante reporteros, mientras hacía gestos con su mano enguantada cubierta de petróleo.

Nungesser iba acompañado por Robert Barham, secretario del vida marina y pesca de Luisiana.

Mientras ambos contestaban las preguntas de los reporteros, representantes de la Guardia Costera y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica interrumpieron para señalar que se desarrollaba un plan para limpiar las marismas. También hicieron énfasis en que el gobierno federal no ha abandonado al Golfo ni ha perdido de vista el hecho de que BP es uno de los responsables.

" Claramente hay petróleo aquí en la marisma, pero estamos trabajando como equipo para hallar la mejor manera de limpiarla", dijo el capitán Dan Lauer.

Ambas partes comenzaron después una acalorada discusión, en la que Nungesser usó palabras altisonantes.

" Es como si estuvieran metiéndose a la cama con BP", dijo Nungesser a oficiales de la Guardia Costera de la NOAA.

Lauer respondió que entiende la frustración, pero prometió que la limpieza continuará. " Nadie nunca ha dicho que esto se acabó, que ya nos vamos a casa", dijo.

Un portavoz de la Guardia Costera, Lionel Bryant, dijo en un comunicado enviado por correo electrónico a The Associated Press que apresurarse a limpiar el petróleo de zonas frágiles puede causar más daño que bien.

La explosión que destruyó la plataforma rentada por BP mató a 11 obreros y, de acuerdo con estimaciones oficiales, derivó en el derrame de más de 757 millones de litros (200 millones de galones) de crudo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes