Piden a Corte Suprema que garantice permanencia de médicos cubanos en Brasil

Un conocido abogado brasileño presentó hoy ante la Corte Suprema un recurso solicitando un "habeas corpus" para que los 8.332 médicos cubanos que trabajan actualmente en Brasil y fueron convocados de regreso a su país puedan permanecer en sus puestos como asilados o con visa de residencia permanente.

En su recurso, el abogado Jorge de Oliveira Beja alega que el acuerdo entre Brasil y Cuba que permitió la participación de los cubanos en el programa "Más Médicos", que ofrece atención en salud en miles de municipios pobres, remotos o aislados en el país, prohíbe al Gobierno brasileño ofrecerles asilo político o transformarles la visa temporal en permanente.

Beja recuerda que varios de los médicos cubanos llegaron a solicitar refugio en Brasil, que les fue negado en cumplimiento del acuerdo, pero alega que el Gobierno brasileño ya no está obligado a cumplir un acuerdo que fue rescindido unilateralmente por Cuba.

"Por eso se hace necesaria la concesión, en forma cautelar, de un 'Habeas Corpus' Preventivo, en la forma de salvoconducto, no para impedirle a los médicos que regresen a Cuba sino para garantizarles el derecho a solicitarle al Gobierno brasileño, si así lo desean, bien sea el asilo o la transformación de su visa en permanente", según el recurso presentado ante el Supremo Tribunal Federal (STF).

El recurso solicita que, antes de embarcar con destino a su país, los médicos cubanos sean invitados a firmar un documento ante las autoridades aeroportuarias garantizando que abandonan Brasil libre y espontáneamente y que son conscientes de que las Justicia les concedió un salvoconducto que les permite permanecer en territorio brasileño si así lo desean para legalizar su situación en el país.

La solicitud fue hecha pocas horas después de que el presidente del Consejo Nacional de las Secretarías Municipales de Salud (Conasems) de Brasil, Mauro Junqueira, alertara que la salida de los cubanos dejará sin médicos a 611 pequeños municipios brasileños.

Junqueira explicó que los médicos cubanos fueron los únicos que aceptaron ir a las ciudades más remotas, aisladas o pobres del país, ya que los brasileños prefieren buscar trabajo en las grandes urbes.

Los cubanos abandonarán Brasil en las próximas semanas, y antes de enero próximo, ya que el Gobierno de Cuba anunció el pasado miércoles su decisión de dejar el programa Más Médicos.

La decisión de Cuba se dio luego de que el presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, señalara que los cubanos están trabajando en el país en condiciones de "esclavitud", por permanecer separados de sus familias y recibir solo el 30 % de su sueldo, ya que el resto es destinado, según sus palabras, a la "dictadura" cubana.

El propio Bolsonaro afirmó esta semana que cuando sea presidente le concederá asilo político a todos los cubanos que lo deseen.

Bolsonaro recordó que los gobiernos del Partido de los Trabajadores (PT), primero con Luiz Inácio Lula da Silva y después con Dilma Rousseff, amenazaron con deportar a los médicos cubanos que solicitasen asilo en Brasil y por eso pocos lo intentaron.

"No podemos admitir eso. No podemos amenazarlos como lo hicieron los gobiernos del PT. Podemos ofrecerles asilo", dijo.

De acuerdo con los cálculos de Conasems, los cubanos representan más de la mitad de los profesionales contratados por el programa "Más Médicos", que le permitió acceso a la salud a unos 29 millones de brasileños, y los únicos que aceptaron atender en puestos de salud en aldeas indígenas o en las 611 ciudades más remotas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes