Piden con un plantón que órgano electoral frene la reelección de Evo Morales

Activistas bolivianos hicieron hoy un plantón frente a la sede del órgano electoral para exigirle que se pronuncie "públicamente" contra la candidatura del presidente del país, Evo Morales, en las elecciones de 2019 y haga respetar los resultados de un referéndum que le negó esa posibilidad.

Decenas de personas encabezadas por dos exdefensores del Pueblo y representantes de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) llegaron hasta la sede del Tribunal Supremo Electoral (TSE) en La Paz, tras haber marchado por algunas calles con banderas bancas y pancartas.

Estribillos como "no es no" o "democracia sí, dictadura no", y carteles que rezaban "Bolivia dijo no" fueron recurrentes en la protesta, que duró casi una hora.

En un discurso breve, el exdefensor del Pueblo Waldo Albarracín exigió que la entidad electoral se manifieste "por el respeto a la Constitución, por el respeto a los resultados del referéndum".

Este pedido fue respaldado por el también exdefensor del Pueblo Rolando Villena y la presidenta de la APDHB, Amparo Carvajal.

"Debe emitir un pronunciamiento público diciendo que no va a permitir la repostulación del presidente y vicepresidente", recalcó Albarracín, que es el rector de la estatal Universidad Mayor de San Andrés, de La Paz.

Carvajal dijo a Efe que la protesta se efectuó porque hace tres semanas enviaron una carta a los vocales electorales para solicitarles una audiencia y hasta ahora "no han dado contestación".

"Que se respete el voto, (el referéndum) lo ha pagado el pueblo y no hay una segunda posibilidad", enfatizó.

Uno de los objetivos de la manifestación era que algún miembro del TSE reciba a una comisión de los movilizados, lo que finalmente no ocurrió.

El diputado oficialista David Ramos señaló a Efe que la repostulación del presidente Morales "no es un capricho" sino que responde a un "pedido clamoroso" de los sectores indígenas y obreros del país, y que por el contrario hay algunos sectores que no asimilan esa situación.

En la consulta popular celebrada en febrero de 2016 fue rechazada mayoritariamente una reforma constitucional propuesta por el oficialismo para que Morales pueda ser candidato nuevamente en las elecciones generales de 2019.

Morales y sus partidarios rechazaron los resultados del referéndum, alegando que la población votó engañada por una supuesta campaña de desprestigio promovida por la oposición.

Por ello, el oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) acudió el año pasado al Tribunal Constitucional (TC) para pedir que declare inaplicables algunos artículos de la Carta Magna y anule otros de la Ley Electoral, permitiendo de esta forma la candidatura del mandatario en 2019.

En noviembre pasado, el Constitucional respondió favorablemente a la demanda oficialista, por lo que ahora Morales puede concurrir de forma indefinida a la reelección.

La Constitución boliviana promulgada por el propio Morales limita a dos los mandatos presidenciales consecutivos.

No obstante, el TC ya autorizó al actual gobernante a presentarse en 2014 a un tercer periodo, al fallar que su primer mandato (2006-2009) no cuenta porque el país se refundó con la Carta Magna de 2009.

En diciembre pasado, el organismo electoral señaló que esperará hasta 2019 para pronunciarse sobre la validez de la candidatura de Morales, aunque también consideró vigente el resultado del referéndum.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7