Pirotecnia, hot dogs y fiestas: EEUU celebra el 4 de julio

Desde los fuegos artificiales que se elevan por encima del monumento a Washington hasta los hot dogs devorados en un conocido concurso en la ciudad de Nueva York, los estadounidenses no escatiman a la hora de celebrar el aniversario de su país.

Muchos lugares repiten longevas tradiciones para celebrar el Día de la Independencia el lunes, incluso si hay ciertas tradiciones que no son tan antiguas como suenan. Se pronosticaba lluvia en muchas ciudades.

A continuación presentamos algunos de los festejos por el 4 de julio:

MAYOR SEGURIDAD PARA EL ESPECTÁCULO PIROTÉCNICO EN NUEVA YORK

La policía ha enviado a 5.000 agentes para que vigilen el espectáculo de fuegos de artificio de la tienda Macy's por el 4 de julio en la ciudad más grande del país. Es la mayor cantidad de elementos que el Departamento de Policía de Nueva York ha asignado en la historia para los festejos por el Día de la Independencia.

Las autoridades dicen que no se tienen noticias creíbles de amenazas hacia Nueva York, pero se comprometieron a permanecer atentas mientras más de un millón de espectadores se reúnen para ver el espectáculo anual de fuegos artificiales sobre el East River.

Jim O'Neill, jefe del departamento, le dijo a los periodistas el lunes que habrá agentes equipados con trajes antibalas, cascos y fusiles en cada uno de los 24 puntos de ingreso al espectáculo en el lado este de Manhattan.

Más de 30 perros de la policía estarán patrullando, así como todos los botes de la unidad naval del departamento, agregó O'Neill.

"El mundo ha cambiado", afirmó durante un encuentro con la prensa para una nueva unidad de combate al terrorismo emplazada por primera vez en un 4 de julio. "Este es el paquete estándar, y le añadiremos o le quitaremos según consideremos necesario".

UN AMBIENTE FRESCO Y LLUVIOSO OPACA EL 4 DE JULIO EN LA CAPITAL DEL PAÍS

Un inusual clima frío y lluvioso opacó los festejos a lo largo del National Mall en Washington, D.C.

Apenas horas antes del inicio del espectáculo masivo de fuegos artificiales en la capital de la nación el lunes, sólo un puñado de gente había ido de día de campo y se refugiaba en tiendas o bajo albergues improvisados. Otros se dirigían al museo.

Pero mientras los vendedores pregonaban los impermeables y los paraguas, algunos de los fieles aficionados a los fuegos de artificio dijeron que desafiarían a los elementos sin importar qué tanta lluvia cayera.

"No vamos a irnos a ninguna parte", prometió Heather Wright, de Columbus, Ohio, mientras acampaba bajo una tienda con su esposo, su hijo de 9 años y su sobrino de 10.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes