Polarización política domina elecciones venezolanas

CARACAS (AP). Agobiados por una galopante inflación, que ya se perfila como la más alta de la región por tercer año consecutivo, y una creciente delincuencia, los venezolanos irán a las urnas el domingo, en medio de una fuerte polarización política, para elegir a las autoridades regionales.

La intensa participación que mantuvo el presidente Hugo Chávez durante la campaña electoral, que concluye el jueves, transformó la consulta en una suerte de plebiscito en el que el mandatario asegura se juega el avance de su proceso político y abre la puerta a su propuesta de reelección indefinida, rechazada en el referendo constitucional del 2007.

El director de la firma local Datanálisis, Luis Vicente León, opinó que la intensa polarización política promovida por Chávez ha saturado los espacios y ha llevado a los venezolanos a darle mayor peso a la supervivencia del proyecto del mandatario, la defensa de la democracia y las libertades, en vez de las graves dificultades sociales y económicas del país.

De acuerdo a estadísticas del Ministerio Relaciones Interiores, en Venezuela se cometían para septiembre semanalmente 152 homicidios a nivel nacional, mientras que para inicios de año la magnitud era de 349.

Una encuesta que realizó Datanálisis en octubre reveló que 82,4% de los venezolanos se sienten descontentos con las acciones tomadas por las autoridades para enfrentar la inseguridad personal, seguido del alto costo de la vida con un porcentaje de insatisfacción de 15%.

La inflación nacional registró el mes pasado un nuevo salto de 2,4% y alcanzó un acumulado en diez meses de 24,7%. En la región de la capital los precios han crecido 35,6% en doce meses, y en el caso de los alimentos el aumento ha sido de 51,4%.

León dijo a la AP que "el debate no ha sido sobre lo problemas de la comunidad sino la revolución contra el imperio (Estados Unidos) y contra una oposición", a la que Chávez ha atacado con virulentas amenazas que van desde el envío de tanques de lograr un eventual triunfo, hasta el encarcelamiento de algunas de sus principales figuras.

A esta situación se suma el hecho de que algunos de los candidatos opositores con mayor opción de triunfo fueron inhabilitados de participar en la contienda electoral por decisión de un contralor general aliado del gobierno, lo cual le quitó del camino al oficialismo algunos de los rivales más peligrosos.

Bajo este escenario Chávez y los candidatos oficialistas van a las elecciones del domingo con grandes opciones de lograr la mayoría de las 22 gobernaciones y 382 alcaldías en disputa.

El vicepresidente de la encuestadora Consultores 21, Saúl Cabrera, dijo a la AP que la mayor fortaleza que exhiben los candidatos oficialistas es la figura de Chávez que goza de una alta popularidad e hizo un "esfuerzo grande en la campaña" para levantar a sus candidatos que "no eras buenos, y no estaban en sintonía con los problemas de las comunidades".

Indicó que una encuesta de Consultores 21 hace tres semanas encontró que al electorado chavista "no le importa el candidato que vamos a elegir. Lo que le importa es que el presidente me pidió que votara por ese candidato".

El diputado oficialista Calixto Ortega reconoció que "el liderazgo del presidente Chávez tiene un peso importante" para los postulados de Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), pero sostuvo que el mayor aval que tienen es que "la mayoría fueron electos por la base", y están "conectados con el proceso".

"Aquí se está votando por la estabilidad de la propuesta bolivariana. Se está votando por la estabilidad del gobierno legítimo del presidente Chávez", expresó Ortega a la AP.

León dijo que otra de las fortalezas que tienen los oficialistas es que lograron una gran proyección mediática gracias a que las televisoras y radios estatales estuvieron "completamente volcados a ellos".

Desde las afueras de la morgue capitalina, Isbelia Roque, una secretaria de 32 años, reconoció que poco le importa lo pase en el país en los próximos días.

"Para nadie hay seguridad en este país. Nadie está seguro", dijo entre sollozos Roque aun desbastada por el asesinato de su esposo de 38 años, quien murió el martes de tres disparos que recibió frente a su carro cuando salía a trabajar en la humilde barriada de El Junquito.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes