Polémica por idea de Uribe sobre informantes

BOGOTA ( AP). Reacciones encontradas generó un anuncio del presidente Alvaro Uribe de incorporar como informantes de la fuerza pública a estudiantes de la ciudad de Medellín para combatir la criminalidad.

Antes de partir para Davos, Suiza, donde participará desde el miércoles en el Foro Económico Mundial, Uribe anunció el martes en un consejo de seguridad en esa población la incorporación de 1,000 estudiantes al programa de informantes de las autoridades.

Dijo que " cada joven va a recibir al mes 100,000 pesos (50 dólares) a título de bonificación" por su información.

Durante su intervención, el presidente se quejó del incrementó de homicidios en Medellín, la segunda ciudad en importancia de Colombia. Recordó que mientras en 2008 hubo 593 asesinatos, en 2009 la cifra se disparó a 1,849. " Tenemos que desterrar el homicidio", dijo.

El que fuera ministro de Defensa y aliado de Uribe, Juan Manuel Santos, un eventual aspirante a la presidencia, dijo telefónicamente a la AP que " la política de informantes ha sido muy útil para la fuerza pública en todo el país".

La medida propuesta por Uribe " podría contribuir a mejorar la seguridad.... en la ciudad de Medellín", agregó.

Pero para el ex candidato presidencial y académico Carlos Gaviria, " la propuesta del presidente es sencillamente atroz".

Gaviria, en diálogo telefónico, añadió que él nunca ha estado de acuerdo con la política de informantes que Uribe implementó desde el primer día de su gobierno (agosto de 2002), " ahora mucho menos cuando se va a mezclar a jóvenes estudiantes en esa pérfida tarea".

Otro candidato a las elecciones presidenciales de mayo próximo, Sergio Fajardo, calificó --en Caracol Radio-- la medida propuesta por el jefe de Estado " como un error garrafal", según él, " porque a los estudiantes lo que hay que hacer es incrementarles las horas de estudio".

" Es una medida desesperada" del gobierno " porque la situación de orden público en Medellín se le salió de la manos", dijo vía telefónica el candidato a la presidencia por el Partido Liberal Rafael Pardo.

Defensores de derechos humanos y estudiantes también entraron a terciar en la polémica.

Para Jairo Ramírez, secretario ejecutivo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CPDH), dijo que " desde cuando se ideó la política de informantes advertimos que esa era una situación que involucraba a la población civil en el conflicto. Eso ha ocurrido a lo largo de este tiempo: ha habido inmensidad de detenciones arbitrarias".

Una estudiante de la facultad de Derecho de la Universidad de Medellín, Luisa Fernanda Cardona, consideró que los " estudiantes no están para ser delatores" y añadió que la seguridad " es tarea exclusiva del Estado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes