Policía desaloja invasores en noroeste colombiano

BOGOTA (AP). Escuadrones antimotines de la policía desalojaron el domingo a personas que ocuparon lotes baldíos en tres poblados del noreste colombiano en reclamo de viviendas.

Las ocupaciones de terrenos vacíos, tanto propiedad de municipalidades como de privados, comenzaron el jueves en las localidades de Chigorodó, Carepa y Apartadó, tres poblados vecinos en el departamento de Antioquia y a unos 450 kilómetros al noroeste de Bogotá.

En total unas 3.400 personas ocuparon 11 lotes en los tres pueblos.

La víspera fueron desalojados dos de los terrenos, uno en Carepa y otro en Chigorodó y se espera que en la jornada la gente salga voluntariamente de los otros porque ya fueron advertidos de la acción policial, dijo en diálogo telefónico el general Luis Alberto Pérez, comandante de la policía para los departamentos de Antioquia y los vecinos de Chocó y Córdoba.

En la evacuación del sábado no se presentaron heridos, dijo el oficial al explicar que las personas que ocuparon los lotes viven en las mismas poblaciones y simplemente se movilizaron a pie hacia los terrenos vacíos, pero aún las autoridades desconocen claramente quién y porqué se organizó la movilización simultánea.

El general descartó que grupos guerrilleros estuvieran detrás de la movilización y lo atribuyó más a un fenómeno de delincuencia que "se aprovecha para hacer desorden".

Carmen Palencia, directiva de la no gubernamental Asociación de Víctimas para la Restitución de Bienes y Tierras del Urabá Antioqueño, descartó que las ocupaciones fueran protagonizadas por personas de grupos que como el suyo reclaman la devolución de terrenos de los que fueron despojados en años pasados por paramilitares y narcotraficantes.

Las ocupaciones "no fueron en fincas... sino en predios urbanos. Esto es un problema social que tiene que ver con el déficit de vivienda. Es gente que no tiene casas", dijo Palencia en entrevista telefónica desde Apartadó donde funciona la asociación.

"Nosotros no avalamos, no propiciamos vías de hecho" o las invasiones de lotes, aseguró la activista cuya asociación reúne a 2.800 familias que reclaman la devolución de al menos 50.000 hectáreas en Urabá y que aseguran le fueron robadas a las personas por paramilitares, narcos y guerrillas, desde la pasada década.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes