Policía española desmantela estafa mundial de venta de rastreadores GPS

La policía española anunció este domingo que desarticuló a una banda criminal sospechosa de estafar por una suma total de 25 millones de euros (27 millones de dólares) a miles de personas en 70 países, a través de un timo relacionado con la inversión en rastreadores GPS.

Veinticinco sospechosos fueron detenidos, de los cuales 21 en España y el resto en Brasil, Francia y Portugal, en una operación conjunta con la agencia policial de la UE, Europol, indicó la policía española en un comunicado. Los detenidos son de nacionalidad española, portuguesa y colombiana.

El grupo vendía supuestamente rastreadores GPS a pequeños inversores particulares que, dependiendo de la cantidad invertida, acumulaban puntos que podían cambiar por bienes de lujo, como coches y casas.

"Gran parte del dinero invertido por la organización lo destinaban para la promoción de la estafa, llegando a celebrar en numerosas ocasiones importantes eventos, como viajes, conciertos y reuniones en grandes hoteles de manera gratuita donde persuadían a los asistentes para que invirtieran su dinero", explicó la policía en el comunicado.

"La estafa ha evolucionado desde el primer caso detectado en Brasil en 2013, extendiéndose por Europa y Túnez bajo nombres distintos", añadió. Más de 8.000 personas podrían verse afectadas.

La policía registró varias propiedades en Madrid y en Mérida (oeste) como parte de la operación, incautándose de documentos relacionados con el esquema de estafa piramidal internacional, así como joyería, móviles y unos 60.000 euros en metálico.

Los documentos revelaron asimismo que el grupo tenía medio centenar de cuentas en varios paraísos fiscales.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes