Policía francesa despeja campo de migrantes

CALAIS, Francia (AP). La policía francesa comenzó hoy martes a despejar un campo conocido como la "jungla" donde viven cientos de migrantes ilegales que intentan llegar a Gran Bretaña.

Aproximadamente una docena de camionetas con policías antimotines llegaron al lugar ubicado en la costera ciudad de Calais, en el norte del país, y funcionarios comenzaron a moverse por el campo.

La mayoría de los migrantes son de Afganistán, quienes a menudo realizan viajes clandestinos costosos y peligrosos para llegar a Europa. Varios activistas defensores de los derechos de inmigrantes también estaban en el sitio.

Los migrantes tratan de eludir la elaborada red de seguridad fronteriza, incluidos sensores de calor y cámaras infrarrojas, en el puerto de Calais o el túnel del Canal por el que transitan trenes Eurostar y otros vehículos bajo el mar.

Hace casi una década, muchos miles llegaban con la esperanza de que algún automovilista o chofer los cruzara a Gran Bretaña. Actualmente sólo unos pocos lo logran, pero se trata de una cantidad suficiente para sustentar la esperanza.

El ministro francés de Inmigración Eric Besson prometió este año despejar el campo, el cual es visto como una pesadilla de salud pública y un paraíso para traficantes de humanos. También se trata de un punto de conflicto con Gran Bretaña, que quiere que la frontera esté mejor sellada.

Gran Bretaña es vista como un lugar más fácil que Francia para construir una vida, incluso clandestinamente, un punto de vista perpetuado por traficantes y familiares o amigos que ya viven allá.

En un momento dado hasta 1,000 personas han calificado la "jungla" como su casa, pero después del anuncio de Besson esa cifra ha ido en descenso. Besson señaló que aproximadamente 250 seguían en el lugar antes de comenzar la operación limpieza. El ministro dijo hoy martes a la radiodifusora RTL que se dirigía al lugar.

El Ministerio de Inmigración de Francia ha prometido ofrecer opciones a los migrantes. Si salen del país voluntariamente pueden obtener una remuneración; si cumplen el perfil, pueden pedir asilo en Francia, de lo contrario serán expulsados.

En el 2002, las autoridades desmantelaron un campo operado por la Cruz Roja en la cercana Sangatte, el cual había sido utilizado por inmigrantes ilegales como trampolín para cruzar el canal de manera furtiva en trenes de carga y camiones. Los migrantes siguieron regresando a pesar del cierre de ese campo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes