Policía hispano de Houston no enfrentaría juicio

Un jurado rechazó acusar formalmente a un policía de Houston por un tiroteo mortal de enero contra un hombre de raza negro que iba desarmado. La decisión surge tras resultados similares por muertes que han involucrado a policías en Missouri, Nueva York y Wisconsin.

El jurado acusador del condado Harris presentó su decisión sobre el caso de Juventino Castro, quien disparó y mató a Jordan Baker, de 26 años, el 16 de enero. Castro, quien es de origen hispano, estaba fuera de sus horas de trabajo pero llevaba puesto un uniforme, pues tenía otro empleo como guardia en un centro comercial donde habían ocurrido varios robos.

Castro intentó detener a Baker, quien peleó brevemente con el policía y comenzó a correr, dijo entonces la policía de Houston. El vocero del Departamento de Policía Kese Smith dijo que Baker "puso sus manos sobre la cintura y se agachó, forcejeó con el policía y le dijo 'te digo que no iré a la cárcel'''. Castro disparó una vez y le dio a Baker.

La madre de Baker, Janet, dijo que Castro se equivocó al pensar que su hijo era un criminal por llevar puesta una sudadera con capucha. La mujer ha sido apoyada por activistas que han realizado manifestaciones por el caso.

"Planeo pedir justicia para Jordan", dijo la señora Baker al salir de la sala donde estaba el jurado. "Hay mucho trabajo por hacer".

El fiscal de distrito del condado de Harris, Devon Anderson, expresó su compasión por la familia Baker.

"Sé que están decepcionados", dijo. "Pero la decisión del jurado acusador significa que ellos no descubrieron que hubiera una causa para creer que se cometió un crimen. Esto no significa que se apoyan la acciones del policía".

La declaración de Anderson señala que al menos nueve de los 12 integrantes del jurado tuvieron que determinar si se podría considerar que se cometió un crimen y la decisión del jurado indica que la evidencia "no era suficiente para presentar un cargo penal, mucho menos para una sentencia por homicidio bajo el principio de 'las pruebas más allá de la duda razonable'''.

Castro, quien tiene 10 años trabajando como policía, hizo trabajos administrativos por tres días tras el tiroteo, un procedimiento común. El jefe de la policía Charles McClelland dijo que una investigación integral sobre el tiroteo había quedado en pausa mientras se conocía la decisión del jurado.

Una revisión del diario Houston Chronicle a las acciones del jurado descubrió que los policías de Houston han resultado inocentes de todos los tiroteos ocurridos desde el 2008.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7