Policía iraquí da muerte a Imad "el asesino"

RAMADI (AFP). Imad Ahmad Farhan, apodado "el asesino", un jefe particularmente sanguinario de Al Qaida en Irak, fue abatido hoy sábado en Ramadi, al día siguiente de haberse evadido de una comisaria de policía junto a dos cómplices, dijo a la AFP un oficial que participó en la operación.

"Dimos muerte a 'Imad el asesino' y (su cuerpo) quedó extendido en la calzada, frente a mí. Intercambiamos disparos con los otros dos fugitivos que se escondieron en una casa situada en la calle 20, en el centro de la ciudad", dijo este policía a la AFP.

La operación se desarrolló en el centro de Ramadi (100 km al oeste de Bagdad) pero en un barrio diferente al que la policía rodeaba por la mañana durante la búsqueda de Imad y sus dos cómplices.

Imad Ahmad Farhan que reconoció haber matado al menos a 100 personas, según la policía, se escapó de un puesto policial en la noche del jueves junto a otros dos "emires", jefes locales de la rama iraquí de Al Qaida.

Seis policías y siete miembros de Al Qaida murieron durante esta fuga.

Según relatos de varios policías interrogados por la AFP, un detenido simuló dolores hacia las 02H00.

Un capitán de la policía entró en su celda pero fue rápidamente degollado.

Cuarenta prisioneros se hallaban en la celda, entre ellos 13 integrantes de Al Qaida. Once yihadistas salieron y se dirigieron hacia la oficina del jefe del puesto policial, el coronel Abdel Ghani al Dulaimi, al que también degollaron. Luego mataron a un teniente en el patio y comenzaron a intercambiar disparos con otros oficiales.

Aprovechando la confusión, cuatro miembros de Al Qaida lograron escaparse por la puerta principal. Uno de ellos fue herido y finalmente atrapado.

Imad "el asesino" y los otros dos fugitivos son iraquíes de Ramadi, un bastión de Al Qaida hasta que esta red terrorista fue dominada a comienzos de 2007 por las milicias de ex insurgentes financiadas por los estadounidenses.

La provincia de Al Anbar, cuya capital es Ramadi, es un ex feudo de la insurrección sunita antiestadounidense.

La violencia comenzó a disminuir en la zona cuando los jefes tribales, alentados por los estadounidenses, se rebelaron en septiembre de 2006 contra los yihadistas.

Formaron los grupos de Sahwa, "el despertar", que combatieron a los seguidores de Osama Bin Laden. Un año más tarde, la provincia se convirtió en una de las más tranquilas de Irak.

El control de Al Anbar fue devuelto por los marines estadounidenses a las fuerzas iraquíes el 1 de septiembre.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes