Policía israelí toma por asalto el sitio más santo

JERUSALEN (AP) — Fuerzas israelíes tomaron por asalto el domingo el sitio más sagrado de Jerusalén, el Monte del Templo, disparando cañones de agua y granadas aturdidoras para dispersar una muchedumbre de centenares de manifestantes palestinos que habían lanzado piedras contra la policía.

Una fila de policías antimotines israelíes protegidos con escudos de plástico cercó a la multitud, haciendo que muchos de los manifestantes, en su mayoría hombres jóvenes, corrieran a refugiarse en la mezquita de Al-Aqsa.

La mezquita es parte del conjunto conocido por los judíos como el Monte del Templo y por los musulmanes como el Noble Santuario. Anteriormente, los choques en el sitio han terminado en estallidos de violencia.

Decenas de manifestantes permanecieron resguardados en la mezquita durante horas y ocasionalmente abrían las puertas de la mezquita para lanzar objetos a la policía. Las fuerzas israelíes no entraron al edificio y los manifestantes se retiraron de forma pacífica. Después el conjunto fue cerrado finalmente, informó la policía. No hubo heridos graves.

Líderes musulmanes habían llamado a la muchedumbre a congregarse junto a la mezquita el domingo por la mañana en respuesta a lo que dijeron era la "conquista judía". La policía israelí dijo que los manifestantes lanzaron una bomba incendiaria y derramaron aceite en el suelo para hacer que los agentes se resbalaran.

En total 25 de los manifestantes tuvieron heridas ligeras a moderadas después de recibir porrazos o inhalar gases, dijo Amín Abu Gazalé, director de servicio de ambulancias palestino Media Luna Roja.

Un periodista australiano que reportaba desde la manifestación recibió un golpe en la cara con una roca y sufrió heridas ligeras, según la policía israelí.

Nueve policías resultaron levemente heridos y 18 manifestantes fueron arrestados, informó la policía.

Los reclamos sobre el complejo en la Ciudad Vieja de Jerusalén son una parte importante del conflicto israelo-palestino. El monte es el lugar más sagrado del judaísmo, sitio de los templos bíblicos.

Es además el tercer lugar más sagrado en el islam, después de las ciudades saudíes de Meca y Medina.

El sitio ha estado bajo control israelí desde 1967, pero es administrado por un organismo musulmán conocido como el Waqf. El conjunto está abierto varias horas al día para permitir que los turistas y judíos lo visiten, pero sólo los musulmanes pueden orar ahí.

Ultimamente han surgido rumores acerca de que Israel busca permitir que los judíos recen ahí también. Además Israel ha realizado numerosas excavaciones en las zonas cercanas, pero sostiene que las obras no amenazan el conjunto.

Hace dos semanas el primer ministro Netanyahu rechazó tajantemente las acusaciones sobre que Israel intenta sabotear los sitios sagrados musulmanes y las calificó como mentiras "infundadas".

En Cisjordania, las autoridades palestinas condenaron la acción de la policía israelí.

"Jerusalén es un límite que Israel no debe cruzar", dijo Nabil Abu Rdeneh, vocero del presidente Mahmud Abbas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes