Policía dice que no hay duda de nueva violación colectiva en Río

La Policía de Río de Janeiro dijo hoy que no hay dudas sobre la ocurrencia de al menos dos delitos en el nuevo caso de violación colectiva de una menor en esa ciudad brasileña descubierto por un vídeo compartido en las redes sociales.

La comisaria de la Policía Civil responsable por la investigación, Juliana Emerique, aclaró que, aunque la víctima tan sólo será escuchada por las autoridades el próximo lunes, el contenido del vídeo y los testimonios escuchados hasta ahora no dejan dudas sobre la consumación del crimen.

Agregó que, incluso aunque los autores aleguen que las relaciones sexuales fueron consentidas, el código penal brasileño tipifica como violación cualquier tipo de intimidad con una menor de 14 años.

Según Emerique, los responsables serán investigados no sólo por el crimen de violación de una vulnerable, para el que se prevén penas de hasta 15 años, sino también por haber filmado y divulgado las imágenes, penado con hasta ocho años de prisión.

Agregó que las personas que almacenaron las imágenes en sus celulares o en sus computadores, así como las que las compartieron, también serán investigadas.

La comisaria dijo igualmente que la comprensible demora de la víctima en prestar su declaración no impidió a la Policía realizar operaciones este sábado para intentar localizar a las personas que aparecen en el vídeo y el local en que fue grabado.

"Los equipos de la comisaría están en las calles para intentar identificar principalmente el local y los personajes involucrados. No sólo los que practicaron el acto sino todos aquellos que difundieron imágenes por internet", dijo.

El crimen fue denunciado el viernes por la tía de una niña de 12 años que acudió a la Comisaría para la Infancia y la Adolescencia de la Policía Civil del estado de Río de Janeiro para avisar que su sobrina es la menor que aparece en el vídeo divulgado por las redes.

En el vídeo de cerca de un minuto de duración cuatro jóvenes aparecen desnudos cercando a la víctima, que intenta esconder la cara, en una habitación de una vivienda ubicada al parecer en la Baixada Fluminense, una región de altos índices de pobreza en el área metropolitana de Río de Janeiro.

En una de las escenas la menor se queja de dolor al ser sometida por uno de los jóvenes, mientras que otro le pide a los gritos que mantenga silencio para que nadie pueda identificarla por la voz.

Según la Policía, la familia de la menor tan sólo se enteró de lo ocurrido por el vídeo debido a que la niña, que está en estado de shock, no contó nada al parecer por miedo de posibles represalias.

La violación al parecer ocurrió tras una fiesta el domingo en una favela controlada por una banda de narcotraficantes.

La nueva denuncia se produce casi un año después de un caso similar ocurrido el 21 de mayo de 2016 en una favela de Río de Janeiro y que tuvo gran repercusión porque la información inicial indicaba que más de 30 personas habían participado en la violación de una menor, lo que finalmente no fue confirmado.

Pese a que la víctima, una adolescente de 16 años, dijo inicialmente haber sido violada por 33 agresores, la Policía estableció que el crimen fue cometido en momentos diferentes por unos doce hombres, primero por un grupo integrado por entre siete y nueve miembros de una banda de narcotraficantes y después por otro de tres personas.

La violación comenzó a ser investigada luego de que diferentes personas denunciaran la circulación de un vídeo en las redes sociales en el que la joven aparece desnuda y desmayada, con sus órganos genitales sangrando, mientras que el autor de la grabación comenta que fue violada por al menos treinta personas.

Los detalles del crimen fueron aclarados por el testimonio de tres de los detenidos por el caso y gracias a las imágenes extraídas del celular con el que fueron grabados los vídeos.

Dos de los acusados en esta caso fueron condenados en febrero pasado a 15 años de prisión.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7