Policía tailandesa registra el templo de una secta budista

Cientos de policías en Tailandia registraron el jueves el templo donde tiene su sede una polémica secta budista para detener a su líder, un monje que afronta cargos penales como aceptar 40 millones de dólares en fondos malversados.

La operación se organizó tras varios intentos de detener a Phra Dhammajayo, líder de la secta Dhammakaya. En ocasiones anteriores, la policía decidió retirarse cuando multitudes de monjes y seguidores le cortó el paso, lo que planteaba el riesgo de una confrontación violenta.

A Dhammajayo, de 72 años, no se le ha visto en público desde hace meses y no estaba claro si se encontraba en el templo, conocido por su gran cúpula dorada.

El gobierno militar de Tailandia invocó una orden de emergencia para declarar "zona restringida" el área en torno al templo para cortar el acceso al lugar.

Unos 3.000 policías se desplazaron a la zona para rodear los terrenos del templo.

Phra Pasura Dantamanao, portavoz de la organización religiosa, afirmó que su líder es inocente y criticó a las autoridades por utilizar una fuerza excesiva. Estimó que unos 10.000 fieles estaban en el templo, una cifra que no pudo confirmarse.

Se cree que la campaña contra la secta también tiene motivaciones políticas porque el templo y sus seguidores están considerados como seguidores del ex primer ministro Thaksin Shinawatra, despuesto por un golpe militar en 2006. Los cargos los presentó un gobierno militar contrario que tomó el poder en 2014 y trata de eliminar la base de poder de Thaksin.

Uno de los seguidores del grupo, jefe de una unión de crédito, ha sido condenado a 16 años de cárcel por malversación. Phra Dhammajayo, por su parte, ha sido acusado de lavado de dinero y recibir propiedades robadas. La secta dijo desconocer que el dinero estaba implicado en un delito.

La secta es polémica porque combina teología budista con lo que sus detractores describen como una ideología burguesa y partidaria de la acumulación de riqueza, un mensaje que resulta atractivo para la creciente clase media tailandesa.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7