Policía vietnamita reprime manifestación en contra de China

HANOI (AP). La policía vietnamita reprimió el domingo una marcha en contra del gobierno chino, arrestó a decenas de manifestantes que se negaron a dejar de lanzar consignas y los obligó a subir en dos autobuses.

El operativo sucedió luego de que la semana pasada el gobierno vietnamita advirtió que ya no toleraría las manifestaciones semanales que se han realizado en la capital del país en los últimos 10 fines de semana por el territorio en disputa en el Mar del Sur de China.

Aproximadamente 50 manifestantes se presentaron en el Lago Hoan Kiem de Hanoi, donde extendieron pancartas y lanzaron consignas en contra de China. Las principales calles del distrito turístico de la capital fueron rápidamente bloqueadas por policías y los manifestantes fueron arrastrados hasta autobuses públicos por agentes de seguridad.

Muchos se asomaban por ventanas y puertas y desde ahí lanzaban consignas mientras levantaban sus pancartas.

"¡Abajo con la policía que reprime a los manifestantes patrióticos!", gritó desde la ventana del autobús un hombre que vestía una camiseta que mostraba una bandera vietnamita. Se desconoce hacia dónde fueron trasladados los manifestantes.

"Estos manifestantes no han hecho nada malo y los policías deberían dejarlos en libertad de manera incondicional", dijo Phil Robertson, subdirector para Asia del grupo defensor de los derechos humanos Human Rights Watch, a través de un comunicado.

Una petición que denunció como ilegal e inconstitucional la orden del gobierno de acallar a los manifestantes y que fue firmada por 25 importantes intelectuales y ex funcionarios del gobierno vietnamita. La petición fue enviada a la Comisión del Pueblo de Hanoi y fue publicada en un portal de internet el viernes.

El documento cuestiona por qué el gobierno comunista modificó su anuncio previo en el que afirmaba que la policía no tenía intenciones de interferir con las protestas luego de otros dos arrestos similares.

El gobierno afirmó que las protestas habían desatado disturbios públicos y problemas viales y que eran encabezados por "fuerzas hostiles" exiliadas. Vietnam no tolera ningún tipo de amenaza a su régimen de un solo partido político y las manifestaciones son muy poco comunes y usualmente son reprimidas por la policía.

Algunas bocinas de sistemas públicos de sonido hicieron resonar las advertencias gubernamentales el domingo para que los habitantes de la ciudad no participaran en las protestas.

"No tengo miedo. Todavía soy vietnamita y amo a mi país", afirmó Trinh Tuyet Trinh, quien levantaba una pancarta antes de que la manifestación fuera aplastada. Ella nació en Vietnam pero vive en Alemania.

Algunos observadores indicaron que las tensiones entre Vietnam y China se han suavizado luego que el gobierno de Hanoi envió a Beijing a un enviado especial y un acuerdo tentativo entre China y otras naciones del sureste de Asia fue alcanzado durante una reunión de seguridad de la región celebrada el mes pasado en Indonesia.

"Los dirigentes vietnamitas están conscientes de que hay límites sobre hasta dónde se puede presionar a China en el tema de los territorios del Mar del Sur de China", dijo Carlyle Thayer, un experto en temas de Vietnam en la Universidad de Nueva Gales en Australia.

Las relaciones entre Vietnam y China cayeron a un punto bajo este verano luego que el gobierno de Hanoi acusó al de Beijing de interferir con sus actividades de exploración petrolera. Ambas partes, junto con otras naciones asiáticas, reclaman toda o parte de dos cadenas de islas que se cree que son ricas en recursos naturales y que están ubicadas en una zona que es hogar de líneas vitales de transporte marítimo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes