Policías en motos disolvieron marcha contra Maduro en Caracas

Unos 2.000 opositores marcharon este martes en Caracas, al cumplirse 60 días de protestas contra el presidente Nicolás Maduro, siendo disueltos una vez más con bombas lacrimógenas y perdigones.

Con menos fuerza que en las últimas jornadas, los manifestantes intentaron nuevamente llegar al Ministerio de Interior y Justicia, en el centro de la ciudad, para exigir el cese de la "represión", observó un equipo de la AFP.

Pero no pudieron salir de la zona este. La mayoría corrió por la lluvia de gases, mientras encapuchados se enfrentaron durante más de una hora a policías en motocicletas, a quienes arrojaron rocas, cócteles molotov y fuegos artificiales.

Cuando las motocicletas avanzaron a toda velocidad, dispersaron la manifestación. "Malditos, ¿qué tenemos que hacer para que nos dejen llegar?", gritaba una mujer que apenas podía respirar entre una nube de gases.

"La gente no se está cansando (de protestar), se está cansando cada vez más del gobierno. Ya basta del hambre", dijo a la AFP Arturo, estudiante de 26 años que caminaba al frente de la marcha cubriéndose el rostro con una camisa.

Varios dirigentes, como el excandidato presidencial Henrique Capriles que la víspera denunció haber sido agredido por militares, y los diputados Juan Requesens y José Manuel Olivares, acompañaron a los manifestantes al frente de la protesta.

Las movilizaciones contra Maduro, que se iniciaron el 1 de abril para exigir elecciones generales, dejaron hasta ahora 60 muertos y más de un millar de heridos, según la Fiscalía, y casi 3.000 detenidos, de acuerdo con la ONG Foro Penal.

Varios transeúntes se refugiaron en locales comerciales que cerraron sus puertas durante las refriegas. Salieron tras el paso del huracán de motorizados, que prácticamente dejó las calle vacías.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7