Políticos fracasan en inmigración ilegal

PHOENIX (AP) — El diario de mayor circulación de Arizona criticó el domingo a los senadores John McCain y Jon Kyl, junto con otros funcionarios, señalando en un inusual editorial de primera página que los políticos han sido incapaces de hallar soluciones a la inmigración de indocumentados.

El estado se ha convertido en blanco de manifestaciones y llamamientos al boicot desde la sanción de una ley que obliga a la policía a interrogar a las personas acerca de su situación inmigratoria si tienen motivos para sospechar que se encuentran ilegalmente en el país.

"El gobierno federal está claudicando de su obligación en la frontera. Los políticos de Arizona están medrando con el miedo del público", dijo el Arizona Republic. "El resultado es una ley estatal que intimida a los latinos a la vez que no hace nada por controlar la inmigración ilegal".

El editorial se publica un día después que miles de personas marcharon para manifestarse en contra de la ley en Phoenix y Tucson, mientras que los participantes en los mitines del Día del Trabajo en Chicago, Nueva York, San Francisco y otras ciudades también criticaron la medida. En Los Angeles, la policía dijo que unos 50.000 manifestantes salieron a las calles.

McCain solía ser el paladín de una amplia reforma inmigratoria, pero abandonó sus principios mientras resiste el desafío electoral en la primaria republicana por parte del ex representante nacional J.D. Hayworth, dijo el Republic.

Kyl también ha abandonado los esfuerzos por una reforma amplia y no está dispuesto a colaborar con los demócratas en esa cuestión ahora que es miembro del liderazgo republicano en el Senado, comenta el diario.

El editorial menciona también a la gobernadora Jan Brewer, la ex gobernadora y actual secretaria de Seguridad Nacional Janet Napolitano y al controvertido alguacil del condado de Maricopa, Joe Arpaio.

Dijo que Napolitano "olvidó todos los argumentos que alguna vez esgrimió para exigir que el gobierno de (George W.) Bush encarase la reforma inmigratoria y compensara al estado de Arizona por los costos de la frontera fragmentada", agrega.

El periódico reclama una reforma que permita a los indocumentados ganarse la ciudadanía, asegure las fronteras y sancione enérgicamente a los empleadores que contraten a trabajadores indocumentados.

También deben instrumentarse cambios para "crear un curso legal para futuros trabajadores con base a la demanda y temporal", dice el Republic.

"Cuando la mano de obra migrante es canalizada por medio de los puestos de entrada fronterizos legales, la Patrulla Fronteriza puede concentrarse en perseguir a narcotraficantes y otros criminales, en vez de perseguir a camareros por el desierto", afirma. "Los verdaderos líderes tienen la valentía de decirlo. Necesitamos verdaderos líderes".

En la víspera, manifestantes en todo Estados Unidos expresaron su furia por la nueva ley represiva de la inmigración ilegal y urgieron al presidente Barack Obama a que abrace inmediatamente la causa de la reforma inmigratoria.

Desde Los Angeles hasta Washington, activistas, familias, estudiantes e incluso funcionarios públicos marcharon, ejercieron la desobediencia civil y "confesaron" su estatus inmigratorio en nombre de los derechos de los inmigrantes, incluidos los alrededor de 12 millones que viven sin documentos en Estados Unidos.

Obama había prometido abordar la reforma inmigratoria durante sus primeros 100 días de gobierno, pero la pospuso varias veces. Días atrás dijo que el Congreso carecía de "apetito" para abordar la inmigración después de un período de sesiones arduo. Sin embargo, Obama y el Congreso podrían abordar asuntos afines tales como el aumento de recursos y personal para la seguridad en la frontera en proyectos de gasto para este año.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes