Pompeo con esperanzas de que se dará cumbre con Norcorea

El secretario de Estado Mike Pompeo expresó el miércoles sus esperanzas de que se realizará la cumbre entre Estados Unidos y Corea del Norte el próximo mes tal como se ha planeado, aunque declaró que la suerte del encuentro depende exclusivamente de Kim Jong Un.

La decisión sobre si el presidente Donald Trump se reunirá con Kim en Singapur el 12 de junio, “al final dependerá del presidente Kim", declaró Pompeo en una interpelación en la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

Los legisladores enfocaron sus preguntas en torno al comentario de Trump el día anterior de que “hay una posibilidad significativa” de que el encuentro tendría que ser postergado.

El líder norcoreano, dijo Pompeo, “solicitó la reunión, el presidente accedió. Estoy muy esperanzado de que la reunión se realizará”.

El ex director de la CIA, que se ha reunido dos veces con Kim desde inicios de abril, le dijo a la comisión que alberga la esperanza de que cuando Trump se reúna con Kim, "podamos convencer a los norcoreanos de realizar esta transformación histórica sobre la mejor manera de servir a la patria, de que su programa de armas nucleares no es en realidad lo que está manteniendo en el poder al régimen, sino que es lo que le está impidiendo al régimen lograr sus objetivos en cuanto a éxito económico”.

El diplomático aseguró que abordó el tema de derechos humanos con Kim "y será parte de las discusiones subsiguientes”. Cuando se le preguntó si Kim se había comprometido a incluir que ese tema en el acuerdo, respondió: “Tenemos una idea amplia de lo que cada nación está dispuesta a hacer”.

La cumbre presenta una oportunidad histórica para lograr la paz en la península coreana. Pero se corre también el riesgo de un fracaso diplomático tras el cual Corea del Norte podría reanudar su programa atómico.

Las recientes cavilaciones de Trump parecen reflejar los reveses en las gestiones para lograr una reconciliación entre las dos Coreas, y las dudas sobre si el presidente estadounidense, que se ufana de ser un gran negociador, puede realmente forjar un acuerdo nuclear con Kim.

"El destino y el futuro de la península coreana penden” del encuentro, dijo el martes el presidente surcoreano Moon Jae-in al visitar a Trump en la Casa Blanca.

Trump dijo que Kim no ha cumplido con ciertas “condiciones” para la cumbre, que no especificó. Pero Trump también expresó la creencia de que Kim “habla en serio” sobre las negociaciones. Moon expresó “total confianza” en la capacidad de Trump de participar en la cumbre y lograr la paz.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes