Posada Carriles desea mayor plazo antes de ser juzgado

EL PASO, Texas, EU ( AP). Un activista anticastrista acusado de mentir sobre su participación en una conjura para realizar atentados en Cuba desea un plazo mayor antes de ser juzgado, según un documento judicial revelado hoy miércoles.

Los abogados de Luis Posada Carriles, un ex agente de la CIA de 81 años, pidieron a la juez federal Kathleen Cardone en El Paso que postergue su juicio hasta el próximo año.

Además, quieren que el gobierno les facilite más pruebas, incluyendo cintas de audio de una entrevista realizada por un diario a Posada.

Según el gobierno, en las seis horas de entrevistas el acusado admitió haber planeado el atentado de 1997 en La Habana en el cual murió un turista italiano. Además, pidieron los documentos que lo ligan a los servicios de espionaje y policiales estadounidenses.

En su petición del 29 de mayo, el equipo defensor de Posada solicitó el acceso a varios testigos en Cuba, incluyendo Raúl Cruz León, un salvadoreño convicto de los atentados.

Posada será juzgado en agosto. Arturo V. Hernández, uno de los abogados de Posada en Miami, dijo en una declaración judicial que " se trata de un caso simple de perjurio y obstrucción de la justicia" y pidió que el juicio sea postergado hasta primeros del próximo año.

El vocero del Departamento de Justicia Dean Boyd dijo que el gobierno responderá en los tribunales al pedido de Posada.

El activista fue encausado en 2007, acusado de mentir a las autoridades de inmigración para hacerse ciudadano estadounidense. En abril, el ex oficial del ejército de Estados Unidos fue nuevamente encausado por 11 acusaciones, incluyendo la denuncia de haber mentido sobre su participación en los atentados de La Habana.

El último encausamiento fue la primera vez que el gobierno estadounidense acusó oficialmente a Posada de participar en acciones de terrorismo.

Posada es reclamado por la justicia en Cuba, donde nació y en Venezuela, en donde se naturalizó ciudadano, acusado de tramar el atentado de 1976 contra un avión de Cubana de Aviación. El acusado rechazó todos los cargos y se declaró inocente.

La fiscalía federal sostiene que Posada admitió su participación en los atentados de La Habana en una entrevista con la periodista Ann Louise Bardach, cuyos detalles fueron publicados en el diario The New York Times. Posteriormente retiró su admisión.

Según los documentos judiciales, Bardach entregó al gobierno las cintas de la entrevista.

Posada, que vive con su familia en Miami, encara además una orden de deportación. Fue detenido en 2005 tras afirman que entró ilegalmente en Estados Unidos desde México. Posteriormente la fiscalía le acusó de perjurio y sostuvo que llegó a Miami en una embarcación procedente de México.

Un juez federal de inmigración falló que no puede ser deportado ni a Cuba ni a Venezuela por temor a que sea torturado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes