Presentan primera demanda contra prohibición de matrimonios homosexual en Bermudas

Rod Ferguson, un ciudadano soltero de Bermudas, que reside en Estados Unidos, presentó la primera demanda ante la Corte Suprema de Bermudas contra una ley aprobada recientemente que prohíbe en la isla matrimonios del mismo sexo, así como en cruceros con barcos de bandera de dicho territorio.

La medida convirtió a la isla, el pasado 7 de febrero, en el primero del mundo en legalizarlo y luego en prohibirlo.

De acuerdo a medios locales, Ferguson, quien ha mostrado su deseo de casarse alguna vez en Bermudas, agregó que ha presentado una demanda contra la medida por considerar que impedir ese derecho equivale a un "un trato inhumano y degradante".

El gobernador de Bermudas, John Rankin, puso en febrero fin a semanas de incertidumbre y aprobó una ley por la que ya no se permitirá en la isla matrimonios del mismo sexo, así como en cruceros con barcos de bandera de dicho país, lo que le convirtió en el primero del mundo en legalizarlo y luego en prohibirlo.

El gobernador firmó la "Ley de Uniones Domésticas" que da marcha atrás al matrimonio del mismo sexo después de que el año pasado la Corte Suprema le diera el visto bueno a la anterior ley.

El 7 de febrero dio el visto bueno a esta nueva pieza, que fue aprobada por el Senado en diciembre, "tras cuidadosas consideraciones en línea con mis responsabilidades bajo la constitución".

En Bermudas los matrimonios del mismo sexo estuvieron permitidos desde mayo de 2017 hasta febrero de este año, después de que fuera llevada al alto tribunal por el ciudadano bermudeño Winston Godwin y su marido, el canadiense Greg DeRoche, al no ser reconocidos por el registro general de la isla.

Uno de los abogados de Ferguson en el caso será Mark Pettingill, un ex fiscal que también representó a Godwin y DeRoche.

En un comunicado reproducido hoy por los medios locales de las islas Bermudas, Ferguson dijo que aunque es soltero querrá casarse algún día en su país y que cuando se permitieron los matrimonios del mismo sexo "fui muy feliz".

"Creo firmemente que esto es un asunto de derechos humanos fundamentales", dijo Ferguson, quien añadió que es "decepcionante", que a diferencia de otros países que consideran que se debe permitir el matrimonio del mismo sexo, Bermudas "ha retrocedido".

El abogado dijo que la importancia de la demanda es que se están "negando derechos constitucionales".

En los diez meses que se permitió el matrimonio gay en Bermudas contrajeron matrimonio el mismo número de parejas del mismo sexo.

Hasta el 25 de enero, unos días antes de la entrada en vigor de la prohibición, se habían casado cuatro parejas a bordo de barcos de bandera de las Bermudas. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes