Presidenta electa de Costa Rica contra narcos

SAN JOSE ( AP). La presidenta electa Laura Chinchilla prometió una persecución constante a los carteles de la droga que operan en Costa Rica así como una mejor cooperación con México, Colombia y otras naciones para luchar contra un problema que dijo " nos agobia a todos por igual".

En una entrevista con AP, Chinchilla dijo que " Costa Rica puede ayudar muchísimo a países como Colombia y México, por ejemplo, con flujos de información que les permitan ser mucho más eficaces en la lucha que están librando... lo que importa es sumar esfuerzos y cerrarles todas las vías a los narcotraficantes".

La detención de mexicanos relacionados a delitos de tráfico internacional de drogas va en aumento así como las incautaciones relacionadas a grupos de ese país, entre esos un cargamento de casi una tonelada descubierto en febrero pasado y que el ministerio de Seguridad presume pertenecía al cartel de Juárez.

Aunque descartó cualquier medida contra los mexicanos que visitan el país, como lo sería la instauración del requisito de visa, la próxima gobernante asumirá el poder el 8 de mayo con el desafío de " construir un nuevo paradigma en la lucha antidrogas".

" El mensaje es que no les vamos a dar tregua. Esa gente tiene que saber que esa es una de nuestras prioridades y que estamos poniendo al frente de esta lucha a gente honorable, íntegra y valiente y que tarde o temprano tendrán que buscar otros lugares porque aquí los vamos a acosar de manera permanente", resaltó.

Para lograrlo, días atrás anunció la creación del cargo de Comisionado Nacional Antidrogas y designó a Mauricio Boraschi, actual director del Instituto Costarricense sobre Drogas, quien " mantendrá un monitoreo permanente sobre los resultados de los instrumentos de cooperación de forma que cuando alguno no esté dando los resultados esperados, poder solicitar su revisión".

Aunque apenas hace 10 días estuvo reunida con la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton para hacerle ver la necesidad de un aporte mayor a los 4,3 millones de dólares que recibe Costa Rica como parte del Plan Mérida, Chinchilla indicó que en este momento prefiere no hablar de montos en particular.

" No estamos pidiendo recursos simplemente por pedir más. Esperamos y confiamos en que se abra el espacio para una revisión de las áreas en que hay que fortalecer la lucha contra el narcotráfico en Costa Rica y cuál puede ser el aporte adicional que el gobierno de Estados Unidos nos pueda otorgar", expresó durante la conversación con AP la tarde del lunes.

Ganadora con un amplio margen, Chinchilla, sin embargo, no lo tendrá todo a su favor, con una situación económica apenas mostrando sus primeros síntomas de recuperación, una población descontenta por los niveles de delincuencia y con un accionar político complicado al no contar con mayoría en el Congreso.

El panorama no desalienta a la politóloga de 50 años que se abrió paso en la historia como la primera mujer en alcanzar la presidencia en este país y quien asegura no servir como mampara para la continuidad en el poder del actual mandatario Oscar Arias, como lo señalaron sus opositores durante la campaña.

" Yo ya no tengo que convencer a nadie, ya convencí. Las decisiones que tomo son estrictamente en función de lo que considero conveniente para hacer el mejor gobierno posible y las personas que estoy seleccionando --como ministros-- están ahí porque yo creo que son las mejores", dijo Chinchilla al aclarar el nombramiento de Marco Vargas, actual ministro de Transportes y a quien designó como titular para la cartera de Presidencia.

" Necesitamos una mezcla de experiencia con algún grado de renovación porque no podemos hacer del Estado un experimento permanente", concluyó.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes