Presidente de Guinea-Bissau muerto por militares renegados

ETIQUETAS

BISSAU (AFP). Militares de Guinea Bissau mataron hoy lunes al presidente del país, Joao Bernardo Vieira, pocas horas después del asesinato del jefe del estado mayor de las fuerzas armadas, el general Tagmé Na Waié, en un atentado con bomba.

"El ejército mató al presidente Vieira cuando intentaba escapar de su casa, atacada por un grupo de militares cercanos al jefe del estado mayor, Tagmé Na Waié, temprano esta mañana (lunes)", declaró el responsable de Relaciones Exteriores del ejército, Zamura Induta.

Vieira "era uno de los principales responsables de la muerte de Tagmé", afirmó este responsable militar.

"Ahora, el país va a arrancar. Ese hombre bloqueaba todo en este pequeño país", declaró el oficial.

Unas horas después, los oficiales superiores del estado mayor de las fuerzas armadas aseguraron en un comunicado que el ejército respetará "el orden constitucional y la democracia".

Joao Bernardo Vieira (alias "Nino"), de 69 años, pasó prácticamente 23 años al frente de Guinea Bissau, país de Africa Occidental situado entre Senegal y Guinea Ecuatorial.

Había sido reelegido a la presidencia en 2005, seis años después del fin de una guerra civil de 11 meses (1998-99) que lo había expulsado del poder.

La diplomacia portuguesa confirmó en Lisboa la muerte del presidente guineano a manos de los militares, "condenó con vehemencia" el asesinato y convocó una "reunión de urgencia" de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP).

Antigua potencia colonial, Portugal preside actualmente la CPLP que reúne a ocho países de habla portuguesa: Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea Bissau, Mozambique, Portugal, Santo Tomé y Príncipe y Timor Oriental.

Con la muerte de Vieira "es la democracia quien ha sido asesinada", declaró por su parte a la AFP el secretario ejecutivo de Comunidad Economómica de Estados de Africa Occidental, Mohamed Ibn Chambas. También la Unión Africana (UA) "condenó con firmeza" este asesinato calificándolo de "acto criminal".

Este asesinato es "sobre todo grave pues se produce en momentos en que se estaban entablando esfuerzos para consolidar la paz tras las elecciones (legislativas) de noviembre de (2008), destinadas a reforzar el proceso democrático en ese país, que se habían desarrollado en condiciones correctas", consideró el presidente de la comisión de la UA, Jean Ping.

El domingo por la noche, el jefe del Estado mayor de las Fuerzas Armadas, el general Tagmé Na Waié, fue herido de muerte en un atentado con bomba perpetrado contra el cuartel general del ejército.

"El general estaba en su oficina cuando estalló la bomba. Resultó gravemente herido y no sobrevivió", anunció el jefe de gabinete, el teniente coronel Bwam Nhamtchio, contactado por teléfono por la AFP.

En los últimos meses había crecido entre el jefe del estado mayor y el presidente una profunda desconfianza.

A principios de enero, el general Na Waié afirmó haber escapado a un intento de asesinato, acusando al clan presidencial de querer "liquidarlo".

El 23 de noviembre, un grupo de militares perpetró un ataque nocturno contra la residencia del presidente, en el que murieron dos de sus guardias. Vieira reprochó entonces al general Na Waié que no hubiese intervenido.

El primer ministro guineano, Carlos Gomes Junior -nombrado tras las elecciones legislativas de noviembre pese a sus divergencias con el presidente- reunió de urgencia a su gobierno y creó una célula de crisis para "seguir la situación", informó a la AFP un fuente gubernamental.

Golpes de Estado, intentonas golpistas y sublevaciones han marcado la historia de Guinea Bissau desde su independencia de Portugal en 1974. El ejército constituye la base del Estado en este pequeño país rural que figura entre los más pobres del mundo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes