Presidente iraní despide abruptamente a ministro del Exterior

TEHERAN (AP). El presidente iraní Mahmud Ahmadinejad despidió abruptamente el lunes a su ministro de Relaciones Exteriores, sin ofrecer razones, mientras éste se encontraba en medio de una visita oficial en Africa y nombró en el cargo de manera interina al jefe de asuntos nucleares del país.

El cambio es la última señal de tensiones en los rangos superiores de la teocracia islámica de Irán, en momentos en los que el país enfrenta la presión de Occidente respecto a su programa nuclear.

Manouchehr Mottaki, el diplomático despedido, es visto como un funcionario cercano al líder supremo ayatolá Alí Jamenei.

Una posibilidad es que Ahmadinejad esté buscando instalar a una persona que le deba lealtad a él, ahora que Teherán ha retomado conversaciones críticas con potencias mundiales sobre sus aspiraciones nucleares, que ya le han traído cuatro sanciones de Naciones Unidas.

En una declaración breve difundida el lunes en el cibersitio de la Presidencia, Ahmadinejad agradeció a Mottaki por sus más de cinco años de servicio, pero no explicó la razón del cambio.

El jefe de asuntos nucleares, Alí Akbar Salehi, es uno de los 12 vicepresidentes del país.

"Esta decisión muestra no sólo las tensiones internas sino también la prioridad que se le da al tema nuclear como el principal objetivo de la política exterior iraní", dijo Rasul Nafisi, un experto en Irán del a Universidad Strayer en Virginia, Estados Unidos.

Una semana antes de los cambios, Irán retomó las negociaciones con Occidente sobre su programa nuclear luego de una larga pausa. Se espera otra ronda de conversaciones en enero de 2011.

Algunas de las tensiones entre el presidente y Mottaki habían salido a la luz pública pese a ser un gobierno generalmente hermético.

En el último año, Mottaki se opuso a la decisión de Ahmadinejad de designar a sus propios enviados especiales para áreas clave como el Medio Oriente, Afganistán y la región del Mar Caspio.

Mottaki consideró que la medida era vergonzosa para el ministerio de Exteriores y se alega que presentó su queja ante el líder supremo. Jamenei tiene la última palabra en los asuntos de estado de Irán, encabeza el programa nuclear y se encuentra en la cima del liderazgo religioso que gobierna al país.

Según reportes, Jamenei apoyó a Mottaki, lo que obligó a Ahmadinejad a moderar su posición y designar a los enviados especiales sólo como asesores.

Ahmadinejad ha desafiado las decisiones del líder supremo respecto a la designación de algunos funcionarios. El año pasado, el presidente intentó resistir la orden de Jamenei de despedir a uno de sus vicepresidentes rechazado por conservadores. Finalmente, el mandatario cumplió con el pedido.

Asimismo, la prensa iraní reportó en 2009 que los legisladores propugnaban el despido de Mottaki si el Consejo de Seguridad de la ONU aplicaba más sanciones en respuesta al programa nuclear del país.

Según las informaciones, los legisladores alegaban que Mottaki no era un defensor de Irán lo suficientemente fuerte o persuasivo en la escena internacional.

La ONU impuso en junio una cuarta ronda de sanciones ante la negativa de Irán de suspender el enriquecimiento de uranio, que ha suscitado la preocupación internacional debido a que puede utilizarse para la fabricación de combustible de reactores o armas atómicas. Irán insiste en que su programa nuclear tiene propósitos pacíficos.

Mottaki fue destituido cuando se encontraba en Senegal, a la mitad de una gira por naciones africanas.

El ministro de Exteriores de Alemania, Guido Westerwelle, dijo que el despido de Mottaki no debería afectar las negociaciones nucleares.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes