Presidente cubano lamenta la muerte del embajador venezolano Alí Rodríguez

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, lamentó hoy la muerte del embajador venezolano en la isla, Alí Rodríguez Araque, un político "inseparable de Cuba" y que ocupó importantes cargos durante los Gobiernos del ya fallecido presidente Hugo Chávez.

"Nuestro sentido abrazo a la familia bolivariana que sufre la pérdida de un revolucionario ejemplar, Alí Rodríguez Araque, embajador de Venezuela en Cuba. Guerrillero, político, intelectual y latinoamericanista, ya inseparable de #Cuba. Hasta siempre, hermano", escribió el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

El exsecretario de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) y de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) falleció este lunes en La Habana a los 81 años.

Desde 2014 Rodríguez Araque se desempeñaba como embajador en La Habana, uno de los aliados más fuertes de Venezuela en la región.

Ocupó las carteras de energía y minas, exteriores, economía y electricidad durante los mandatos de Chávez (1999-2013), de quien fue cercano colaborador.

Fue el secretario general de la Opep entre enero de 2001 y junio de 2002, y secretario general de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) en el periodo comprendido entre 2012 y 2014.

En el seno del chavismo era considerado un experto en el tema petrolero -del cual escribió varios libros- y ocupó la presidencia de la estatal Pdvsa durante la huelga que ocurrió entre 2002 y 2003, y que terminó con el despido de casi 20.000 trabajadores. 

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes