Presidente filipino: Ni bombas detendrán reformas

En un emotivo discurso el presidente de Filipinas llamó desesperados a sus opositores y sostuvo que sus reformas anticorrupción se llevarán a cabo aún si lo matan con una bomba.

En su discurso anual sobre el estado de la nación presentado el lunes ante el Congreso, el presidente Benigno Aquino III dijo que no puede dejar de pensar que alguien eventualmente atentará contra su vida debido a que su cruzada anticorrupción y otras reformas han afectado a muchas personas.

En su discurso transmitido por televisión a todo el país, Aquino preguntó: "¿Ocurrirá alguna vez que cuando suba a un podio ése sea mi último día? ¿Alguien logrará ponerme una bomba?".

Aquino no indicó quien podría amenazar su vida.

El padre de Aquino, un activista contra la dictadura de Ferdinand Marcos, fue asesinado en 1983.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7