Presidente francés podría enfrentar ira de OTAN por Afganistán

WASHINGTON (AP). El nuevo presidente de Francia, el socialista Francois Hollande, visitará el viernes la Casa Blanca con la intención de anunciar la salida anticipada, a fin de año, de todos los efectivos franceses destacados en Afganistán.

El retiro de las fuerzas francesas podría poner furiosos a los aliados de la OTAN y dejar mal parado al presidente Barack Obama en tanto que podría ser logísticamente imposible.

El predecesor de Hollande, Nicolas Sarkozy, había procurado una mejora de las relaciones con Estados Unidos.

Hollande, que tiene poca experiencia internacional, posiblemente afrontará la ira durante la cumbre de la OTAN, en Chicago, si anuncia su plan de retirar, dos años antes de lo previsto, a los 3.300 soldados franceses que están en Afganistán.

El gobernante tendrá que convencer a sus socios durante la cumbre del Grupo de los Ocho, en la residencia de descanso de Camp David del presidente Obama, que su postura sobre un tratado contra la austeridad en Europa no profundizará la crisis de la deuda en la región.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes