Presidente uruguayo apoya el "nunca mas" de violencia

MONTEVIDEO (AP). El presidente José Mujica apoyó el viernes el "Nunca más" que intentó proyectar hacia la sociedad el anterior mandatario Tabaré Vázquez y dijo que "no fue comprendido", convocando a reflexionar por el fin de las divisiones que dejaron los cruentos enfrentamientos de más de cuatro décadas atrás.

Mujica expuso su punto de vista en la audición radial de los viernes, donde aludió en las vísperas del aniversario del nacimiento del prócer uruguayo, general José Artigas, día en que Vázquez por decreto en el 2006 dispuso ese "Nunca más" que fue rechazado por los sectores vinculados a organismos de derechos humanos que siguen proclamando por "verdad y justicia" sobre el accionar represivo de la dictadura militar entre 1973 y 1985.

Mujica, él mismo protagonista como miembro de los subversivos tupamaros, hizo referencia a la importancia "que ese mensaje de tolerancia y a la capacidad de los gobiernos de poder dar marcha atrás en sus decisiones, si lo que está en juego puede ser la paz y la estabilidad en la propia sociedad".

"Es inevitable, sería hacerse el distraído, que un presidente que empuñó las armas no le diga con claridad en materia de valores a su nación esto que estoy afirmando. Es imprescindible subrayar valores que no deberían ser negociables para las generaciones que vengan", sostuvo.

"El concepto de nunca más no debe de transformarse en una liturgia. Es una filosofía dolorosa pero viva hija de nuestra historia y como tal debe de sobrevivir en el tiempo de los que no han vivido para que tengan la valentía de cometer sus errores pero no los errores de otros tiempos", agregó.

Mujica agregó que solo existen en la vida de las naciones aquellas cosas que están implantadas en las raíces de la cultura popular y ve la intención del "nunca más" como "un grito desesperado de comprometerse con la tolerancia, la convivencia y la coexistencia dentro de las contradicciones inevitables que implica vivir en sociedad".

Mujica, de 75 años, desde su asunción el primero de marzo, ha venido convocando a la concordia de los sectores involucrados en los episodios de violencia que azotaron el Uruguay y que aún están ventilándose en estrados judiciales.

Una decena de uniformados retirados están presos desde 2006 acusados y algunos condenados por violaciones a los derechos humanos y entre estos, también está el ex presidente civil devenido dictador, Juan M. Bordaberry que dió el golpe de estado el 27 de junio de 1973.

En marzo pasado la jueza penal Mariana Mota le informó a Bordaberry que fue condenado en primera instancia a 30 años de prisión por atentado contra la Constitución y once homicidios.

A fines de octubre de 2009 fue condenado a 25 años de prisión por 37 homicidios, el ex presidente de facto, el general retirado Gregorio Alvarez y el ex capitán de la marina Juan Carlos Larcebeau fue condenado a 20 años por 29 asesinatos políticos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes