Presidentes de Centroamericana alzan voz por niños que viajan solos a EE.UU.

Los mandatarios de Centroamérica y República Dominicana expresaron hoy su "fuerte" preocupación ante el creciente número de menores que viajan sin compañía a EE.UU. desde El Salvador, Guatemala y Honduras y pidieron que el tema sea abordado desde una perspectiva "humanitaria".

La propuesta está contenida en una declaración especial sobre los niños y niñas no acompañados en la frontera sur de Estados Unidos, solicitada por los países del triángulo norte, Honduras, El Salvador y Guatemala, aprobada hoy al término de la Cumbre presidencial del Sica, celebrada en Punta Cana, este dominicano.

En su declaración, los gobernantes reconocieron que el fenómeno de la migración de los menores de edad es multicausal y que tiene en su base factores como el deseo legítimo de reunificación familiar, la falta de oportunidades y los problemas de seguridad en algunos casos.

En ese sentido, consideraron que la deportación o repatriación "no debe ser la primera acción a considerar si existen indicios de que el retorno a sus países de origen impide la reunificación familiar o pone en riesgo su seguridad y su vida".

Por ello, pidieron la colaboración del Gobierno de Estados Unidos con los países afectados por esta problemática.

Los gobernantes destacaron, además, la importancia de lograr un trabajo coordinado entre los países afectados para desincentivar la migración irregular.

En ese orden, acordaron apoyar la conferencia internacional convocada por Honduras para el 16 y 17 de julio para abordar la actual crisis, como mecanismo de diálogo y búsqueda de soluciones.

Antes de la firma de la declaración final, durante sus intervenciones en la plenaria, los gobernantes coincidieron en abordar el fenómeno desde una perspectiva integral.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, quien calificó la situación de "grave", dijo que los países de la región están "uniendo esfuerzos y estrategias" para atender la situación.

Mientras que su colega de Honduras, Juan Orlando Hernández, señaló que "es urgente no solo para Centroamérica, sino para todo el mundo conocer qué está pasando".

Asimismo, el mandatario hondureño, se refirió al asunto como un tema de "profunda vinculación humana", y pidió a Estados Unidos que cada caso "sea tratado con individualidad".

A su turno, el gobernante de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén, quien abogó por el respeto de los derechos y la dignidad de los niños indocumentados que son llevados a los albergues en Estados Unidos, adonde llegan sin compañía.

En la Cumbre, en la que el presidente dominicano, Danilo Medina, traspasó la presidencial semestral del Sica al primer ministro de Belice, Dean Barrow, la abogada salvadoreña Victoria Marina de Avilés fue elegida por unanimidad secretaria general del Sica en sustitución de su colega, Hugo Martínez, designado canciller de su país.

Los gobernantes acordaron, entre otros puntos, impulsar la integración económica e incrementar los niveles de competitividad y facilitación del comercio de la región, con el objetivo de promover un mayor desarrollo económico y social.

Asimismo, saludaron la candidatura de España al Consejo de Seguridad de la ONU para el bienio 2015-2016.

Al mismo tiempo, reconocieron el continuo apoyo de España al proceso de integración centroamericano, especialmente en los ámbitos de desarrollo institucional y la Estrategia de Seguridad Centroamericana (ESCA).

El único de los jefes de Estado ausente en la cita es el de Nicaragua, Daniel Ortega.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada