Presidentes de Guatemala, El Salvador abiertos a legalizar droga

GUATEMALA (AP). Los presidentes de Guatemala y El Salvador expresaron el lunes estar ambos en disposición de promover que se debata en sus países la posibilidad de legalizar las drogas, debido a que creen que el narcotráfico es un problema que han heredado a causa del consumo de estupefacientes en Estados Unidos.

"Estamos trayendo el tema al debate. Hoy la reunión es para fortalecer los mecanismos para luchar en contra del crimen organizado. (Pero) mientras el consumo no se logre reducir, el problema (del tráfico de drogas) va a seguir" dijo el gobernante guatemalteco Otto Pérez Molina durante una conferencia de prensa conjunta.

El presidente salvadoreño Mauricio Funes dijo estar dispuesto a adherirse a esa propuesta.

"Como gobernante he dicho que estoy abierto a discutir y promover una discusión en mi país y sobretodo en la asamblea", explicó Funes.

El mandatario salvadoreño visitaba Guatemala para dar continuidad a los planes que se trazaron con el gobierno del ahora ex presidente Alvaro Colom.

Estados Unidos reaccionó en contra de los comentarios de Pérez sobre el tema del narcotráfico. En un comunicado, la sede diplomática indicó el domingo que hacerlo representaría "una amenaza a la salud y seguridad pública".

Pérez Molina consideró el lunes "prematuro" el comunicado de la embajada estadounidense.

"Creo yo que Estados Unidos debe ser parte del debate y me sorprende que sea una respuesta tan prematura como si quisieran cortar esto antes de que llegue al debate y esto incluye a Estados Unidos en el debate".

Según el mandatario guatemalteco, ya ha conversado del tema de la despenalización de las drogas con sus colegas Felipe Calderón de México y Juan Manuel Santos de Colombia. Hasta ahora no ha habido pronunciamiento de los gobiernos de esos países respecto a lo dicho por Pérez.

Sin embargo, Pérez parece determinado a llevar adelante esa idea, la cual dijo que propondrá en una cumbre de presidentes centroamericanos programada para el mes entrante en El Salvador. Cuando el sábado mencionó por primera vez el asunto en una emisora local, el presidente comentó que "no es una decisión solo de Guatemala, es una decisión regional".

El ministro de Gobernación guatemalteco, Mauricio López, dijo previamente a The Associated Press que en la cita binacional de la jornada "es muy importante establecer toda la mecánica de relaciones de comunicación y coordinación que nos permite tener una agenda conjunta en términos de lucha contra el crimen organizado".

"Manejamos muchos puntos de una misma agenda con El Salvador dada la porosidad de nuestras fronteras", explico el funcionario.

Pérez Molina ha culpado a los carteles de drogas por los altos índices de violencia en Guatemala, un país de 13 millones de habitantes invadido por las pandillas y los carteles de drogas mexicanos con una tasa de homicidios de 41 por cada 100.000 habitantes según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, casi tres veces mayor que la del vecino México.

Autoridades estadounidenses y guatemaltecas informaron recientemente que habían encontrado evidencias de que el cartel de Sinaloa ha extendido sus operaciones de producción de metanfetaminas hacia Guatemala. En Guatemala también opera el grupo de narcotraficantes mexicanos conocido como Los Zetas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes