Presidentes Oscar Arias contrajo gripe A H1N1

SAN JOSE (AFP). El presidente de Costa Rica, Oscar Arias Sánchez, ganador del Premio Nobel por su gestión para pacificar Centroamérica en los años 80 y mediador en la crisis hondureña, volvió a los titulares este martes al convertirse en el primer mandatario en contraer la gripe porcina.

"La pandemia no hace distinciones: soy un caso más en el país de contagio y estoy sometido a las recomendaciones que las autoridades de salud han establecido para toda la población", dijo el presidente Arias por medio de un comunicado.Poco antes, el ministro Rodrigo Arias, hermano del mandatario, confirmaba el hecho: "En horas de la tarde se le informó que había contraído el virus influenza A H1N1".Arias, de 67 años y que padece asma crónica, deberá guardar reposo en aislamiento en su hogar durante al menos siete días, pero no delegará el poder en manos del presidente del Congreso, Francisco Antonio Pacheco, dijo el ministro.

"El va a seguir activo en sus funciones de presidente de la república", explicó Rodrigo Arias.

El presidente cumple desde 2006 (y hasta mayo de 2010) su segundo mandato al frente de Costa Rica, en el que ha enfrentado como otros jefes de Estado los embates de la crisis económica, su ahora conocida gripe porcina, pero también las disputas sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que causó gran polarización política en el país.

Pese a sus éxitos en la pacificación de Centroamérica hace 20 años y a su prestigio internacional, Arias tiene muchos detractores en su país.

Muchos lo identifican como un político "neoliberal" y lo acusan de estar al servicio de los grandes capitales del país y de las transnacionales, pese a ser miembro del Partido Liberación Nacional, que se define como socialdemócrata.

Pero Arias, de 68 años, ha rechazado ser neoliberal y dice ser "un socialdemócrata moderno".Al volver al poder hace tres años prometió "poner a caminar de nuevo a Costa Rica y sentar las bases para convertirla en un plazo de 20 años en el primer país desarrollado de América Latina", pero esta meta parece lejana.

Decidido defensor del medio ambiente y crítico del armamentismo, y del alto gasto militar en América Latina, Arias se ha propuesto que Costa Rica llegue a ser hacia 2021 un país "carbono neutral", es decir, que no lance a la atmósfera gases de efecto invernadero o compense --con forestación-- tales emisiones.

Sin embargo, sus ambiciosos planes han encontrado problemas, que se acrecentaron cuando el país comenzó a sentir los efectos de la crisis económica, pues es muy dependiente del comercio con Estados Unidos.

Arias, quien recibió el 28 de junio al depuesto presidente hondureño, Manuel Zelaya, tras ser derrocado y expulsado de su país por los militares, adelanta una compleja mediación para resolver la crisis, cuyo plan aún no fue aceptado por el gobierno de facto.

Sus detractores acusan a Arias de prepotente, soberbio y autosuficiente, acostumbrado a mirar por encima del hombro a los demás. Pero sus seguidores destacan su sólida formación de abogado y doctor en ciencias políticas, graduado en Gran Bretaña.

En lo que todos coinciden es que la arena internacional es el escenario que más le gusta al presidente costarricense, quien durante su primer mandato (1986-1990), cumplió una activa labor diplomática para poner fin a las guerras civiles en Centroamérica, lo que le valió el Premio Nobel de la Paz en 1987.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes