Presión para que Santos logre acuerdo de paz

La presión ahora recae sobre el presidente Juan Manuel Santos para que acelere los esfuerzos para que suscriba un acuerdo de paz con las guerrillas después de asegurar su reelección como presidente en unas negociaciones que llevan 18 meses con el propósito de terminar un conflicto armado que ya cumple medio siglo.

Santos prometió dedicar todas sus energías a la consecución de la paz. Pero, a diferencia de su primer mandato de cuatro años, ahora podría enfrentar una fuerte oposición en el Congreso proveniente de los seguidores de Álvaro Uribe Vélez (2002-2010), el expresidente la línea dura considerado por muchos como el verdadero rival del mandatario relecto en segunda vuelta celebrada el domingo.

Santos derrotó al candidato elegido a dedo por Uribe, el ex ministro de Hacienda Oscar Iván Zuluaga, con el 51% de los votos emitidos, más de 900.000 sufragios mientras que más de 600.000 votantes, o un 4%, votaron en blanco como protesta.

En la primera vuelta, celebrada hace tres semanas, Zuluaga obtuvo más votos que Santos, pero el mandatario aseguró su reelección por reunir lo que los analistas llaman una impresionante maquinaria política, especialmente en la costa Caribe colombiana. La izquierda también lo respaldó.

Mientras Zuluaga admitió gentilmente su derrota, Uribe puso el grito en el cielo la noche del domingo diciendo que en las elecciones hubo "artillería y munición, plata y fraude" sugiriendo que la campaña de Santos utilizó a los rebeldes izquierdistas para intimidar a los votantes.

Observadores electorales independientes no reportaron irregularidades mayores y el jefe de la misión electoral de la Organización de Estados Americanos, el ex presidente de Costa Rica José María Figueres, dijo el lunes que no había recibido ninguna queja formal de parte de Uribe.

Figueres dijo que la votación del domingo fue catalogada por la Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, como un hecho "positivo e histórico".

Se espera que Uribe se convierta en el jefe de la oposición pues obtuvo una curul en el Senado colombiano que iniciará sus labores el próximo mes. El lunes endureció su ataque en una entrevista radial en la que acusó al actual mandatario de convertir la compra de votos en una institución nacional.

"No se veía votantes en la calle", dijo. "Ahí hay una clara compra de votos y un claro fraude".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Vuelve a paralizar a todo PANAMÁ, en esta 8va temporada