Primera mujer que llega a la jefatura del gobierno en Dinamarca

COPENHAGUE ( AP). La primera mujer que llegará a la jefatura del gobierno danés fue mofada otrora por su propio partido izquierdista con el alias de "Gucci Helle" debido a su preferencia por la ropa cara de alta costura y los accesorios de lujo.

Con el regreso de los socialdemócratas al poder tras militar 10 años en la oposición, nadie pone ahora en duda las credenciales de Helle Thorning-Schmidt como líder de un partido nacido del movimiento laborista en 1871. Empero, la dirigenta de 44 años y madre de dos hijas sigue teniendo que encarar dudas sobre su capacidad para ser una persona unificadora en el "bloque rojo" que triunfó en los comicios del viernes, y para Dinamarca en general.

Alta, rubia y muy bien vestida, Thorning-Schmidt irradió confianza y señorío en sus contactos con el electorado, tratando con ingenio a los medios de comunicación y una sonrisa encantadora. Empero, queda por ver si puede convencer a las facciones izquierdistas que no concuerdan en la necesidad de reducir los impuestos y el estado de bienestar para apuntalar la finanzas públicas ante la galopante crisis de la deuda soberana europea, de la que no es ajena Dinamarca.

Thorning-Schmidt había sido legisladora en el Parlamento Europeo durante cinco años cuando fue elegida en el 2005 líder de los socialdemócratas.

" Es una personalidad internacional, ha estado desde hace años en el Parlamento Europeo, donde aprendió sus lecciones políticas", dijo Kasper Hansen, de la Universidad de Copenhague.

" No tiene tanta experiencia con la política danesa a la hora de negociar en el Parlamento", agregó. " Ese será su gran desafío ... cómo moverse en la arena del nuevo Parlamento".

Su inexperiencia en la política nacional quedó patentizada en los comicios del 2007, cuando fue barrida por su principal oponente, el refinado primer ministro Anders Fogh Rasmussen.

" Los daneses necesitarán más tiempo antes de que entreguen la responsabilidad (de gobernar) a nosotros", indicó en aquel entonces tras obtener los socialdemócratas sus peores resultados en un siglo.

La salida de Fogh Rasmussen para encabezar la secretaría general de la OTAN le deparó un adversario más humilde en la coalición centroderechista: Lars Loekke Rasmussen. En los debates que precedieron la votación las jueves, Thorning-Schmidt dio la impresión de estar mejor organizada y ser más carismática que Loekke Rasmussen, ex ministro de Hacienda que avergonzó a Dinamarca con su débil liderazgo hace dos años en la malograda conferencia climática efectuada en Copenhague.

Ahora deberá usar una estrategia diferente en su intento de formar un gobierno de izquierdas con facciones que con frecuencia mantienen puntos de vista diametralmente diferentes.

Thorning-Schmidt obtuvo una maestría en ciencia políticas por la Universidad de Copenhague en 1994. Dos años después, se casó con Stephen Kinnock, hijo del ex dirigente laborista británico Neal Kinnock, a quien conoció en Bélgica.

Vive con sus dos hijas, Johanna, de 14 años, y Camilla, de 11, en el noreste de Copenhague, mientras Kinnock reside en Suiza por ser director del Foro Económico Mundial.

Su arreglo matrimonial fue investigado por las autoridades financieras danesas ante la denuncia de que la pareja había incurrido en evasión fiscal al ocultar el número real de días que Kinnock pasó en Dinamarca. Thorning-Schmidt admitió haber cometido un error y fue exonerada de evasión fiscal.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes