Prisión preventiva a marinos uruguayos de misión de paz en Haití

MONTEVIDEO (AP). En un trámite acelerado, la justicia militar procesó y envió a prisión preventiva a cinco marinos uruguayos integrantes de la misión internacional de paz en Haití involucrados en el supuesto abuso de un joven haitiano, se informó el lunes oficialmente.

La secretaria del Supremo Tribunal Militar, Marta Iturvide, dijo a la AP que se han abierto todas las instancias procesales de un juzgamiento militar, que puede incluir la baja como miembros activos de la Armada. "Una diferencia con la justicia civil", dijo Iturvide, es "que el procesamiento preventivo no es apelable".Agregó que los cinco marinos, que no han sido identificados, fueron enviados a prisión preventiva "por el juez militar, el coronel retirado Washington Vigliola", en una decisión adoptada en la medianoche del domingo. El juez les imputó los delitos de desobediencia y omisiones en el servicio.

En tanto, el subsecretario del Ministerio de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, informó a la prensa que un teniente de navío que era el jefe del grupo que protagonizó el incidente se puso a disposición del juez militar. Se desconoce si ese oficial, que tampoco ha sido identificado, ya prestó declaración.

Asimismo, en el tribunal militar se informó a la AP que los abogados defensores de los imputados son el teniente coronel Jorge Sosa y la mayor Teresa Beltrán, pero ya no estaban en la sede judicial cuando la AP quiso consultarlos.

El procedimiento de la justicia militar fue acelerado, teniendo en cuenta que los imputados habían llegado a Montevideo el viernes.

Los marinos fueron enviados presos a una unidad militar.

Después de las acciones del tribunal militar, el caso pasará a la justicia civil, donde actuará el juez Alejandro Guido.

Iturvide indicó que "evidentemente demorará" un tiempo todo el desarrollo de la etapa de recolección de pruebas y sumarios y que el proceso puede llegar en apelación hasta la Suprema Corte de Justicia.

Los cinco marinos con base en Port Salut, Haití, formaban parte del contingente de unos 900 soldados de Uruguay que integran la Misión de Estabilización en Haití (Minustah) creada por las Naciones Unidas en 2004.

A comienzos de mes comenzó a circular un vídeo donde se veía a los marinos rodeando a un joven haitiano de 18 años, tendido boca abajo sobre un colchón, mientras en medio de las carcajadas parecía que se disponían a violarlo. Investigaciones posteriores de la Armada y de las Naciones Unidas concluyeron que no hubo violación en el episodio ocurrido en junio.

Sin embargo, el gobierno uruguayo reaccionó fuertemente y tanto el presidente José Mujica, como el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, anunciaron que aplicarían las penas más severas de los códigos militares.

El episodio originó preocupación en las Naciones Unidas que establece severos códigos de comportamiento a las misiones de paz y el tema fue analizado en Montevideo en una reunión de ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores de los países latinoamericanos con presencia en la misión de paz, donde se consideró agraviante el comportamiento.

En la reunión se decidió, además, comunicar al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el propósito de ir reduciendo hasta en un 15% la fuerza de paz de unos 12.000 hombres, siempre que en Haití se brinden garantías de seguridad.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes