Pro palestinos se enfrentan a policía en París

Jóvenes franceses pro palestinos desafiaron una prohibición a las protestas contra la ofensiva israelí en Gaza y se enfrentaron a la policía este domingo, incendiaron vehículos, robaron en tiendas y atacaron dos sinagogas en suburbios de París.

La policía, apoyada por un helicóptero, respondió con gas lacrimógeno y disparos de armas no letales durante varias horas de violencia en el suburbio norteño de Sarcelles, donde vive una gran comunidad judía.

Los motines fueron la segunda vez en dos día que manifestantes pro palestinos realizaron manifestaciones que se tornaron violentas. La manifestación, como la del sábado en París, estaba prohibida para trata de mantener la paz.

Francia cuenta con las mayores poblaciones musulmanas y judías de Europa Occidental y las crisis en el Medio Oriente, como la provocada por la ofensiva en Gaza, con frecuencia afectan al país.

Un grupo que representa a los judíos franceses, conocido como CRIF, dijo el domingo que la sinagoga de Sarcelles fue atacada y que la cercana localidad de Garges les Gonesse lanzaron cocteles molotov contra otra sinagoga, que provocó un incendio que fue rápidamente controlado.

CRIF denunció que hay "grupos fanáticos" detrás de los ataques y que la violencia antisemita "aumenta por día".

" Es hora de ver esto como una forma de desviación terrorista y tratarlo como tal", dijo el grupo en un comunicado.

Los enfrentamientos ocurrieron horas después que France rindió homenaje a unos 13.000 judíos arrestados hace 72 años, a los que mantuvieron en un estadio de ciclismo antes de enviarlos a Auschwitz.

El primer ministro Manuel Valls denunció una "nueva forma de antisemitismo" en internet que dijo se estaba propagando entre los jóvenes en barrios de clase trabajadora.

" Francia no permitirá que las provocaciones alimenten... los conflictos entre comunidades", dijo Valls en un discurso.

De ese mensaje se hizo eco el presidente Francois Hollande cuando condecoró a Serge y Beate Klarsfeld, famosos por perseguir a nazis, con la orden de Gran Oficial y Comandante de la Legión de Honor, respectivamente.

Francia "n o tolerará ningún acto, ninguna palabra que dé lugar al antisemitismo", dijo Hollande.

Pero los hechos del domingo indican que esas palabras fueron ignoradas.

En Sarcelles, varios cientos de jóvenes se salieron de una manifestación pro palestina pacífica para enfrentarse con la policía. Algunos atacaron la sinagoga, dijo el CRIF. Y grupos de jóvenes judíos, algunos armados con barras de metal, rodearon una sinagoga, observados de cerca por un cordón de policías.

En París el sábado, jóvenes pro palestinos quemaron vehículos y rompieron vidrieras de tiendas en un vecindario de mayoría inmigrante.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7