Proceso de beatificación de Karol Wojtyla uno de los más rápidos

Ciudad del Vaticano ( EFE). El proceso de beatificación de Juan Pablo II ha sido uno de los más rápidos de la historia de la Iglesia católica, al iniciarse dos meses después de su muerte, sin esperar a que transcurrieran cinco años del fallecimiento, como establece el Código de Derecho Canónico.

Karol Wojtyla, nacido en Wadowice (Polonia) el 18 de mayo de 1920, falleció el 2 de abril de 2005 en Roma. El 28 de junio, tres meses escasos después de su muerte, se abrió el proceso que le elevará a los altares.

La causa se abrió por expreso deseo de Benedicto XVI, sin esperar a que transcurrieran cinco años de su muerte y como ocurrió con la Madre Teresa, la monja de los pobres, a la que beatificó Juan Pablo II seis años y dos meses después de su muerte.

El anuncio fue acogido con gran alegría en el mundo católico, donde aún sigue vivo el grito "santo súbito" (santo ya) que decenas de miles de personas corearon aquel 8 de abril de 2005 durante el funeral.

Se abrió en Roma porque fue la ciudad en la que murió y de la que fue obispo durante 26 años y medio. El por entonces cardenal vicario de Roma, Camillo Ruini, dijo en la apertura oficial en la basílica romana de San Juan de Letrán, la catedral de Roma, que era "unánime y universal el convencimiento de la santidad" de Karol Wojtyla.

Ruini ya se mostró convencido de que el proceso sería breve, teniendo en cuenta -dijo- los numerosos testimonios que llegaban a diario al Vicariato informando sobre gracias logradas por la intercesión de Juan Pablo II.

El proceso contempló al principio la recogida de toda la documentación sobre Juan Pablo II, que resultó ser muy abundante, así como la investigación sobre su vida y virtudes, recogiendo testimonios de quienes le conocieron, que fueron una multitud.

Entre discursos y documentos, Juan Pablo II escribió más de cien mil páginas, a lo que hay que añadir los trabajos de su época juvenil y hasta que fue elegido Papa, además de libros o apuntes.

El postulador de la causa, el polaco monseñor Slawomir Oder, informó que en estos años se catalogaron 251 supuestos milagros por su intercesión. Al final, el sacerdote polaco eligió la curación de una monja francesa.

El milagro que lleva a Wojtyla a los altares es la curación inexplicable para la ciencia de la monja francesa Marie Simon Pierre, de 51 años, que padecía desde 2001 Parkinson, la misma enfermedad que tuvo el primer papa polaco de la historia.

Varios meses después de la muerte de Wojtyla, la monja, que le rezaba continuamente, se curó del mal. La religiosa ha asegurado que le lleva siempre en el corazón y que nunca le abandona.

Decenas de miles de páginas, así como los testimonios de 330 personas -entre ellas cardenales, obispos e incluso algunos periodistas que le siguieron durante el pontificado- y la documentación sobre la curación de la monja francesa conformaron la evidencia que estudió la Congregación para la Causa de los Santos.

El 17 de noviembre de 2009 lo cardenales y obispos de esa congregación, conocida como "la Fábrica de los santos" aprobaron las "virtudes heroicas del Siervo de Dios" Juan Pablo II, primer paso hacia su beatificación.

Un mes más tarde, el 19 de diciembre, Benedicto XVI le proclamó "venerable", tras aprobar el decreto por el que reconocía esas "virtudes heroicas".

Aunque faltaba la aprobación por parte del Papa del milagro, comenzaba la cuenta atrás.

El 14 de enero pasado Benedicto XVI aprobó el milagro en la persona de la monja francesa y fijó la beatificación para el 1 de mayo próximo.

La congregación para la Causa de los Santos subrayó en una nota que fueron respetados "escrupulosamente" todos los pasos exigidos por la normativa de la Iglesia.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, aseguró que todo el proceso se siguió "al detalle" e incluso se investigaron las críticas a Juan Pablo II por haber supuestamente "encubierto" al fundador de los Legionarios de Cristo, el cura pederasta mexicano Marcial Maciel.

La investigación fue hecha "en profundidad, a conciencia", dijo el portavoz, quien aseguró que no se encontró nada que involucre a Juan Pablo II con el pederasta.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes