Productor televisivo extraditado de EEUU llega a México

CANCUN, México (AP). El productor televisivo estadounidense Bruce Beresford-Redman llegó el jueves extraditado de su país a México, donde afrontará juicio por el homicidio de su esposa ocurrido en 2010.

El avión con el productor del programa "Survivor" aterrizó en el aeropuerto de la localidad turística caribeña de Cancún y ahí se subió de inmediato al acusado a una camioneta deportiva a la que escoltaban tres vehículos policiales.

El jet, que no pertenecía a alguna empresa comercial, descendió en una pista separada a la que no tuvo acceso la prensa. El productor televisivo llegó custodiado por seis agentes.

En medio de una estricta vigilancia, Bruce Beresford-Redman fue trasladado minutos después hasta la Procuraduría General de Justicia del estado de Quintana Roo, donde se ubica Cancún.

El productor está acusado del homicidio de su esposa, Monica Beresford-Redman, cuyo cadáver fue encontrado en una cisterna en el hotel de lujo donde la pareja estuvo de vacaciones con sus hijos en abril de 2010.

El procurador general de Justicia local, Gaspar Armando García Torres, dijo que el productor será enviado a una prisión local. El acusado comparecerá en los próximos tres días ante un tribunal.

Fue imposible para la prensa establecer comunicación con Bruce Beresford-Redman. A la distancia fue posible ver que el productor estaba esposado y que llevaba puesta una camiseta así como un chaleco antibalas.

Debido al homicidio de su esposa, el productor, nominado al premio Emmy, ha afrontado una saga de trámites jurídicos en Estados Unidos y México.

El Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos entregó el miércoles al productor a la policía federal mexicana, casi dos semanas después de que el Departamento de Estado autorizara extraditarlo.

Beresford-Redman y su esposa habían viajado a Cancún, con los hijos jóvenes de ambos, en un intento para reconciliarse después de que ella se enterara de que su esposo la engañaba.

El productor optó en diciembre por no apelar el fallo de una corte federal estadounidense que ratificaba su extradición.

"Bruce quiere aclarar las cosas, confrontar los cargos en un juicio justo y regresar con sus hijos", escribió su vocero Stephen Jaffe en un correo electrónico.

Beresford-Redman rechaza que haya asesinado a su esposa en tanto que sus abogados han refutado las evidencias del caso.

Los dos abogados estadounidenses del productor impugnaron que se le entregara a México, pero dos jueces federales decidieron que había razones amplias para extraditarlo a fin de que afrontara juicio.

García Torres dijo a The Associated Press que el ministerio público ha reunido evidencia sólida en el caso. Un juez del caso verá al sospecho y decidiría la fecha del inicio del proceso.

El productor ha echado mano de abogados en México para impugnar la validez del caso en los tribunales locales. Los abogados no estuvieron disponibles de inmediato el jueves.

Tras una orden de aprehensión en su contra en la que se le consideraba fugitivo, el productor fue arrestado en Los Angeles en noviembre de 2010.

Las autoridades mexicanas y estadounidenses dicen que el productor salió de México sin autorización, aunque los abogados de Beresford-Redman afirman que no estaba obligado a permanecer en el país y que necesitaba regresar a Estados Unidos para ayudar a cuidar de sus hijos.

La familia de Monica Beresford-Redman asegura que la extradición "constituye un hito importante en nuestros esfuerzos para garantizar que se haga justicia para Mónica".

La abogada de la familia de la víctima, Alison Triessl, celebró que se autorizara la extradición del acusado tras de que él pasara 15 meses en custodia de las autoridades de Estados Unidos.

Triessl dijo que seguirán el caso en México y pedirán la máxima sentencia posible si Beresford-Redman resulta culpable. La pena máxima podría dejarlo de entre 12 y 30 años en prisión.

"(El productor) siempre ha afirmado su inocencia frente a los cargos en su contra y espera que el tribunal en Cancún le garantice un juicio justo en el que confía que se le absuelva", dijo el Richard Hirsch, abogado de Beresford-Redman, en un comunicado.

Los fiscales estadounidenses presentaron declaraciones de huéspedes del hotel que dijeron haber escuchado gritos de angustia que provenían de la habitación de la pareja la noche de la desaparición de Monica Beresford-Redman.

Los abogados del productor aseguran que el ruido lo causaban Beresford-Redman y sus hijos que jugaban aquella noche y que no existe evidencia forense de que él haya matado a su esposa.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes