Profesores chilenos en huelga

Miles de profesores protagonizaron el miércoles una huelga nacional en demanda de mejoras gremiales y de una mayor participación en el proceso de reforma educacional impulsado por la presidenta Michelle Bachelet.

Jaime Gajardo, presidente del gremio de los maestros, mencionó entre las demandas sectoriales incentivos para jubilar, mejores condiciones de enseñanza y cambios al estatuto que los rige.

También exigen el pago de una millonaria deuda del Estado con los profesores, producto de promesas de la dictadura del general Augusto Pinochet, 1973-1990, cuando traspasó la administración de los colegios desde el Ministerio de Educación a los municipios, en 1981.

Los profesores y estudiantes comparten los objetivos de la reforma de Bachelet como poner fin al lucro, mayor calidad y gratuidad en la enseñanza pública, pero critican que los cambios propuestos se centren en el sector educativo financiado por aportes estatales y de los padres, y no por los 5.400 colegios que dependen de los siempre insuficientes recursos municipales.

Gajardo, militante del Partido Comunista que integra la coalición de Bachelet, también exigió más transparencia en la reforma educacional y que "no se siga legislando entre cuatro paredes".

"Queremos ser parte de este proceso y no estar alejados", enfatizó.

La educación en manos de las 352 municipalidades chilenas es mayoritariamente deficiente, lo que se refleja en los malos resultados obtenidos por los alumnos es la prueba de selección universitaria.

Los maestros recibieron el apoyo de un sector del estudiantado. Melissa Sepúlveda, presidenta de los alumnos de la Universidad de Chile, dijo que los profesores y estudiantes no aceptarán "un maquillaje al modelo educacional".

Este es el tercer paro educacional en los tres meses y medio del gobierno de Bachelet.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7