"Profunda preocupación" de la CIDH por Venezuela

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) advirtió este sábado contra el uso de fuerzas militares para el control de manifestaciones, y manifestó su "profunda preocupación" por el agravamiento de la violencia en Venezuela.

"El sistema interamericano es muy claro en que las fuerzas militares no están capacitadas para asumir el control del orden público, tampoco la participación de civiles armados en esta tarea", declaró el presidente de la CIDH, el peruano Francisco Eguiguren.

Dijo que el uso de las fuerzas militares produce "resultados siempre lamentables".

En una rueda de prensa al cierre del 162 Período Extraordinario de la CIDH que sesionó esta semana en Buenos Aires, el comisionado aludió a la situación en Venezuela.

"La protesta social es un derecho que debe ejercerse con libertad y seguridad y en forma pacífica y que el Estado tiene que respetar", dijo Eguiguren y advirtió que "los civiles no pueden ser sometidos a jurisdicción militar".

La CIDH se refirió a la aplicación en Venezuela de la segunda fase del "Plan Zamora" que "implica el traslado de 2.000 efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana y 600 soldados de operaciones militares. Se ha reportado que 341 civiles están siendo procesados en la jurisdicción penal militar, de los cuales 178 permanecen detenidos", precisó un comunicado.

En el parte, expresó "su profunda preocupación por el procesamiento y detención de civiles en la jurisdicción penal militar y el uso de operaciones militares para el control de manifestaciones públicas en Venezuela".

"Lamentablemente la situación continúa agravándose y el número de personas muertas, heridas y detenidas está permanentemente en aumento", agrega el comunicado.

La conferencia de prensa tuvo lugar en la sede del Archivo Nacional de la Memoria, que funciona en uno de los edificios de la antigua Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), un centro clandestino de detención de la dictadura argentina (1976-83), convertido en sitio de memoria.

En las puertas del edificio, medio centenar de venezolanos protagonizaron una performance para denunciar al gobierno de Maduro.

"60 muertos en protestas pacíficas" se leía en uno de los carteles, mientras los jóvenes manifestantes con sus rostros manchados de rojo como la sangre, caían al suelo, representando a las víctimas de las manifestaciones en Venezuela.

"Hemos condenado y expresado tremenda preocupación por la pérdida de vidas, por más de 50 personas muertas en la represión a la protesta y cientos de heridos y personas detenidas", afirmó Eguiguren.

En tanto, el funcionario calificó como "positiva" la marcha atrás dada por el presidente brasileño Michel Temer a la orden de desplegar militares el miércoles frente a las protestas, que retiró al día siguiente ante la andanada de críticas que recibió.

"El Estado de Brasil tiene la obligación de facilitar el derecho a la manifestación y la protesta", dijo el relator para la Libertad de Expresión, Edison Lanza.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes

Es momento de sentir, nuevamente, la adrenalina. #PonteC7