Programa de recuperación del cóndor es mermado por las balas

SALT LAKE CITY, Utah, EEUU ( AP). Un programa de recuperación que busca restaurar la presencia del cóndor de California a la mayor parte de su territorio histórico en el suroeste de Estados Unidos ha sido obstaculizado por decenas de muertes vinculadas a plomo de los restos de balas usadas por cazadores, dijeron funcionarios de vida silvestre.

Aproximadamente la mitad de los cerca de 130 cóndores liberados desde 1996 a lo largo de la frontera Arizona-Utah han muerto o desaparecido, dijo Steve Spangle, del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de Estados Unidos.

" El plomo es el problema número uno para el programa", señaló Spangle. " Sin el plomo, hubiéramos tenido un éxito enormemente satisfactorio", aseveró.

Siendo un animal carroñero, el ave terrestre más grande de Norteamérica se alimenta de animales muertos, como venados y coyotes, abandonados por cazadores.

Spangle dijo que los cazadores prefieren en general balas de plomo porque son más pesadas y el disparo es más recto que con otros tipos de munición. Pero éstas se rompen en cientos de fragmentos cuando golpean al animal, y luego son ingeridas por carroñeros como el cóndor.

" La mayoría de los biólogos creen que nunca tendremos una población sostenible a menos que retiremos el plomo del medio ambiente", comentó Spangle.

Se sabe que esa ave vuela 160 kilómetros (100 millas) o más por día, con una envergadura que llega a 2,7 metros (nueve pies), examinando el suelo en busca de " cualquier tipo de conmoción, incluso sitios de construcción o incendios forestales", dijo Spangle. " Son aves muy curiosas. Buscan movimiento y son muy buenas en eso", agregó.

Los cóndores pueden vivir 50 años, pero las parejas producen sólo un huevo cada dos años, por lo que resulta un reto aumentar la población que alguna vez se redujo a sólo 22 aves en la década de 1980.

No obstante, el Servicio de Pesca y Vida Silvestre señaló que las aves han afianzado: hay aproximadamente 70 cóndores entre el Gran Cañón de Arizona y el Parque Nacional Zion en el sur de Utah.

California tienen 111 aves adicionales en su estado natural, debido mayormente a un programa de recuperación separado, dijo Susan Whaley, de The Peregrine Fund, el cual cría cóndores en el Centro Mundial de Aves de Presa, en las afueras de Boise, Idaho.

La población silvestre total se calcula en cerca de 400 ejemplares, algunos de ellos en México.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes