Proliferan estereotipos y falsedades raciales sobre Obama

WASHINGTON (AP). En un país dividido por la raza, Barack Obama dice que la gente no tuvo en cuenta el color de su piel al votar por él. Sin embargo, están floreciendo viejos estereotipos raciales y falsedades propagadas a través de la internet en torno al primer presidente negro que tiene el país.

En los primeros dos meses de Obama en la presidencia, un tabloide neoyorquino publicó una caricatura en la que se puede interpretar que el mandatario es representado por un mono; un alcalde californiano renunció tras distribuir una foto de sandías en los jardines de la Casa Blanca y está circulando un correo electrónico en el que se alude a Obama como a un "mulato mágico", con orejas y nariz grandes.

En las charlas de internet y los blogs abundan alusiones a falsedades bien comprobadas, como que Obama es musulmán o que no nació en Estados Unidos. Elementos marginales perpetúan estas mentiras, pero también algunos funcionarios elegidos por el público.

Todo esto pone de manifiesto que los logros de un hombre que rompió la barrera racial más grande no han logrado acabar con la dinámica de un país fundado por propietarios de esclavos. Al mismo tiempo, no obstante, revela lo lejos que ha llegado la nación en la lucha contra una discriminación racial de siglos.

Es previsible que Obama siga enfrentando alguna forma de estereotipo o de falacias viscerales.

"Los dardos de trasfondo racial que le tiran al presidente no han disminuido", afirmó Anita L. Allen, profesora de leyes de la Universidad de Pensilvania y experta en cuestiones raciales. "De hecho, puede que haya más ahora, algunos despiadados y crueles, disparados por sus enemigos, y otros de mal gusto o divertidos, que le tiran sus amigos".

Obama sostiene que sus compatriotas lo juzgan en base a sus esfuerzos para combatir la recesión y no por el color de su piel.

"En estos momentos me juzgan por las razones por las que debo ser juzgado: por los pasos que estamos dando para mejorar la liquidez de los mercados financieros, crear trabajos, hacer que vuelvan a funcionar los negocios, mantener al país a salvo", declaró Obama la semana pasada.

El mandatario admitió, no obstante, que "durante la ceremonia inaugural el país sintió un orgullo bien justificado por haber dado un paso que nos permite dejar atrás algunos de los legados desagradables de discriminación racial en este país. Pero eso duró un día".

Es indiscutible que, abierta o veladamente, se habla de la raza, la religión y el patriotismo de Obama. Algunos elementos de la extrema derecha tratan de minar su presidencia, del mismo modo que la extrema izquierda buscó debilitar a George W. Bush.

Da la impresión de que hay cierta gente que se resiste a admitir que el país eligió un presidente que se describió a sí mismo como un "muchacho delgadito, con un nombre raro", nacido en Hawai, hijo de un keniano y una mujer blanca de Kansas.

Encuestas a boca de urna el día de las elecciones indicaron que el 19% del total de los votantes y el 17% de los blancos dijeron que el tema racial había incidido en su voto. Dos tercios de los blancos que hicieron esa admisión votaron por el republicano John McCain.

Desde que Obama asumió el 20 de enero se registraron estos incidentes:

_El tabloide neoyorquino The New York Post se disculpó tras una ola de protestas por una caricatura en la cual Obama aparece como un chimpancé abatido a balas por la policía. El diario dijo que se estaba burlando de los esfuerzos para revivir la economía, explotando un sonado episodio ocurrido por esos días en el que la policía mató a un chimpancé que atacó y desfiguró a una mujer. Pero mucha gente opinó que la caricatura promovía el estereotipo de los negros como monos.

_El alcalde de la ciudad californiana Los Alamitos, Dean Grose, distribuyó un correo electrónico que muestra una huerta de sandías en los jardines de la Casa Blanca. "Este año no se buscarán huevos de Pascua", decía el correo. Grose aseguró que no trataba de explotar el estereotipo que compara a los negros con sandías, pero de todos modos renunció a su puesto.

_Un detective de Harrison, estado de Nueva York, fue suspendido por comentarios racistas en su página de Facebook. Rich Light habría escrito que con Obama, el Jardín de las Rosas "pasará a ser un jardín de sandías" y que "abrirán un KFC justo frente a la Casa Blanca". Aludía a la cadena de restaurantes que venden pollos fritos.

En las discusiones de internet, con frecuencia aparece gente que dice que Obama no puede ser presidente de Estados Unidos porque no nació en el país. Plantean que el certificado según el cual nació en Hawai es falso y que en realidad nació en Kenia, la patria de su padre.

Incluso un par de legisladores han insinuado que Obama podría no haber nacido en el país. "No vi ningún certificado de nacimiento", afirmó el senador republicano Richard Shelby, quien más adelante declaró que no tenía dudas de que Obama era ciudadano. Por su parte, el representante republicano Bill Posey presentó un proyecto de ley según el cual todo candidato a la presidencia debe presentar un certificado de nacimiento, en una iniciativa que según los demócratas busca crear interrogantes en torno a la ciudadanía de Obama.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes