Prometen a Afganistán 10 mil millones de dólares

PARIS (AFP). Afganistán obtuvo este jueves de la comunidad internacional reunida en París, la promesa de que tendrá 10,000 millones de dólares para ayudarle en la reconstrucción, pero también debió escuchar un llamado a luchar contra la corrupción, para fortalecer así el Estado de derecho.

Bajo el auspicio del presidente francés Nicolas Sarkozy, del secretario general de la ONU Ban Ki-moon y del presidente afgano Hamid Karzai, representantes de 68 países y 17 organizaciones internacionales, participaron este jueves durante todo el día en una conferencia de donantes que contribuyen a la reconstrucción de Afganistán.

Cuando han pasado siete años desde la caída del régimen de los talibanes, y 70,000 soldados extranjeros siguen enfrentados a éstos, el presidente Karzai destacó que la seguridad sigue siendo "el mayor desafío" para su país.

En este contexto, el mandatario afgano expuso un plan de 50.100 millones de dólares para conseguir esta seguridad, pero también para desarrollar las infraestructuras, la educación y la agricultura.

Karzai evocó las tensiones cotidianas con los insurgentes talibanes, afirmando que "tenemos que enfrentarlos de manera decisiva", poniendo el acento en la necesidad de acelerar la formación de la policía y de los más de 50,000 hombres del ejército.

Karzai también se refirió sin nombrarlo a su vecino Pakistán, desde el cual los insurgentes lanzan sus ataques contra Afganistán, y desde hace unos meses, también contra el propio Pakistán.

Laura Bush, la esposa del presidente estadounidense George W. Bush confirmó oficialmente la ayuda de 10,200 millones de dólares, anunciada la víspera por la secretaria de Estado Condoleezza Rice.

Este monto, de ser aprobado por el Congreso norteamericano, se agregará a los 26,000 millones de ayuda humanitaria que entrega Estados Unidos desde 2001.

De su lado, el presidente francés Nicolas Sarkozy anunció que Francia duplicará su ayuda a Afganistán, es decir un compromiso de "107 millones de euros para el período 2008-2010", ayuda que estará "consagrada sobre todo a la agricultura y a la salud".

Por otra parte, aseguró que "Francia mantendrá su presencia en Afganistán todo el tiempo que sea necesario para ganar (...) frente a los islamistas talibanes que son "la negación misma de los valores del Islam", dijo.

Este mismo día, Japón debía anunciar una contribución de 550 millones de dólares y Alemania se comprometió con otros 420 millones de euros entre 2008 y 2010.

Toda esta ayuda fue acompañada de un llamado a luchar contra la corrupción, lo que fue explicitado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"LLamo al gobierno afgano a tomar medidas activas" contra la corrupción, expresó el secretario general de la ONU. Poco después, su representante especial en Afganistán, Kai Eide, estimó que esta lacra "minaba la confianza en el Estado de derecho".

Precisamente, esta conferencia debería estudiar la manera de coordinar la ayuda internacional para implicar más a los propios afganos, al tiempo de luchar contra la corrupción.

La reunión de París es consecutiva a otras celebradas en Tokio en 2002, en Berlín en 2004 y Londres en 2006, donde ya se habían prometido 10,500 millones de dólares.

Según un informe de la Agencia de coordinación de la ayuda a Afganistán de fine de marzo, desde 2001, los paises occidentales sólo han entregado 15 mil de los 25 mil millones de dólares prometidos.

Las ONG criticaron la prioridad que los occidentales dan a la opción militar y llamaron que todo no quede sólo en promesas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada

¿Quieres comer en los mejores restaurantes?

Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes