Pronostican lluvias intensas en Dominicana y Haití

PUERTO PRINCIPE (AP). La tormenta tropical Emily pasó por Puerto Rico y se dirigía el miércoles hacia la República Dominicana y Haití, donde más de 630,000 personas seguían a la intemperie después del terremoto del año pasado.

Una cortina de lluvia se anticipaba el miércoles al mediodía y lluvias intensas por la tarde para la isla La Española que comparten dominicanos y haitianos, dijo el meteorólogo John Dlugoenski, de Accuweather.com.

"La mayor amenaza es probablemente la inundación", agregó.

Pero parecía que lo peor de la tormenta no pasaría por la capital haitiana, donde se encuentra la mayoría de las víctimas del huracán.

Michel Davison, de la Administración Nacional del Océano y la Atmósfera, dijo que partes de la República Dominicana podrían recibir hasta 50 centímetros (20 pulgadas) de lluvia en las próximas 36 horas. Se esperaban hasta 25 centímetros (10 pulgadas) en el interior de Haití y 15 centímetros (6 pulgadas) en la capital.

Las autoridades de la defensa civil y los militares dominicanos ya han empezado a desalojar a los residentes de las zonas de alto riesgo antes de la llegada de la tormenta. Las autoridades haitianas exhortaron a la gente a conservar alimentos y poner a resguardo sus pertenencias.

En Puerto Príncipe, Jislaine Jean-Julien, una vendedora callejera de 37 años, desplazada por el terremoto de enero del 2010, dijo que oraba por que la tormenta no se llevara su carpa precaria.

"Por ahora, Dios es mi único salvador", afirmó en un campamento atestado frente al destruido Palacio Nacional. "Me iría a otro sitio si pudiera, pero no tengo dónde ir".

Las autoridades de emergencia de Haití dispusieron una flotilla de 22 autobuses en caso de tener que evacuar a pobladores de zonas inundadas. En ese caso los llevarían a docenas de escuelas, iglesias y otros edificios que servirían como refugios.

"Estamos trabajando día y noche para poder responder rápidamente en caso de desastres", dijo Marie Alta Jean-Baptiste, directora de la Agencia de Protección Civil de Haití.

Los trabajadores de emergencia, haitianos y extranjeros, enviaron mensajes de texto a los usuarios de teléfonos celulares alertándolos sobre la tormenta inminente. Esos avisos son comunes, pero pocos en Haití tienen los medios para recibirlos o acatarlos debido a la pobreza aplastante.

Una tormenta en junio que desencadenó deslizamientos de tierra e inundaciones en Haití mató a por lo menos 28 personas.

La fuerza de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas en Haití instruyó a sus 11,500 efectivos a estar de guardia en caso de que se necesite su concurso, dijo Sylvie van den Wildenberg, una portavoz de la misión. La Cruz roja y la media Luna Roja también pusieron en alerta a sus equipos de emergencia, que tienen acceso a suministros hasta para 125.000 personas.

En los distritos turísticos en el sur de la República Dominicana, los trabajadores en hoteles y restaurantes recogían sombrillas, mesas, sillas y todo elemento a la intemperie que pudiera salir volando.

En Puerto Rico no se reportaron mayores daños o heridos. Unas 400 escuelas fueron habilitadas como refugios de emergencia en la isla.

El Centro Nacional de Huracanes dijo que la tormenta avanzaba hacia el oeste a 22 kilómetros (14 millas) por hora y se anticipaba que giraría hacia el noroeste. Estaba a 200 kilómetros (125 millas) al sur-sudeste de Santo Domingo, con vientos sostenidos de 85 kilómetros (50 millas) por hora.

Se emitieron alertas de tormenta tropical para Puerto Rico, Vieques, Culebra, la República Dominicana, Haití, el sudeste de las Bahamas, partes del oriente de Cuba y las islas Turcos y Caicos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

TITULARES del día

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes